GE reduce enormemente las actividades de su filial financiera

Logotipo del conglomerado estadounidense General Electric en una fábrica en la localidad francesa de Belfort.

Logotipo del conglomerado estadounidense General Electric en una fábrica en la localidad francesa de Belfort.

El conglomerado estadounidense General Electric (GE) anunció este viernes un vasto plan de reorganización, comenzando por la drástica reducción de las actividades de su filial financiera GE Capital.

 

El objetivo es crear una “empresa más simple”, afirma en un comunicado.

 

La operación incluye la cesión de activos inmobiliarios por valor de 26.500 millones de dólares.

 

El grupo, que prevé una carga neta de 16.000 millones de dólares en el primer trimestre en el marco de este plan de reorganización, pone en marcha de forma paralela un nuevo programa de compra de acciones que podría alcanzar los 50.000 millones de dólares.

 

“Es una etapa superior de nuestra estrategia para concentrar a GE alrededor de sus ventajas competitivas”, comentó el presidente director general del grupo, Jeff Immelt, al señalar que se pone por delante las actividades industriales y tecnológicas de la empresa.

 

“GE Capital representa una parte importante de la historia de GE”, señala la empresa. “Pero el modelo económico para las grandes empresas financieras activas en el mercado mayorista ha cambiado, haciendo cada vez más difícil en el futuro generar beneficios aceptables”.

 

Desde la crisis financiera e inmobiliaria de 2008, General Electric no ha parado de reducir su patrimonio inmobiliario y ya había decidido separarse de su filial de banco comercial en América del Norte, Synchrony Financial, introduciéndolo en bolsa el año pasado.

 

Condiciones “favorables”

 

La continuación de la venta de sus activos inmobiliarios se justifica por las condiciones del mercado particularmente “favorables” en este momento, señala el documento.

 

El fondo Blackstone y el banco Wells Fargo comprarán unos 23.000 millones de dólares de esos activos. Alrededor de unos 4.000 millones de activos inmobiliarios serán adquiridos por otros compradores.

 

GE se dispone asimismo a ceder la mayoría de sus actividades de préstamos y de bancos comerciales, así como las plataformas destinadas a particulares.

 

El grupo, en cambio, mantendrá en su poder las divisiones que ofrecen soluciones de financiamiento a clientes que quieren comprar productos fabricados por GE, como GE Capital Aviation Services, Energy Financial Services y Healthcare Equipment Finance.

 

Este nuevo plan puede “permitir potencialmente a los inversores recuperar más de 90.000 millones de dólares en dividendos de aquí a 2018, comprar acciones y beneficiar a Synchrony Exchange”, precisa GE.

 

La empresa prevé que en 2017, tras la cesión de esos bienes, alrededor del 90% de sus beneficios serán generados por sus actividades industriales, contra el 58% que representaron en 2014.

 

En los intercambios electrónicos que preceden la apertura de la sesión oficial de la Bolsa de Nueva York, la acción de GE estaba al alza del 8,20%.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada