Disponible en España regorafenib (Bayer) para el cáncer colorrectal metastásico y el estroma gastrointestinal

Las autoridades sanitarias españolas han aprobado el pasado mes de marzo regorafenib, un nuevo tratamiento de Bayer para pacientes adultos con cáncer colorrectal metastásico que habían sido previamente tratados, o no, con otras terapias, y para los tumores del estroma gastrointestinal metastásico o irresecables que han progresado o son intolerables a tratamientos previos con imatinib y sunitinib.

 

Así lo han presentado este martes el jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Clínico San Carlos, Eduardo Díaz Rubio, el oncólogo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y presidente del Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS), Javier Martín Broto, y el adjunto a la Presidencia de Europacolon España, José Luis Vázquez.

 

Todos ellos han destacado la importancia de la aprobación de este fármaco, un inhibidor oral multiquinasa que consigue inhibir varias vías involucradas en el crecimiento y progresión del tumor (angiogénesis, oncogénesis y microambiente tumoral).

 

Concretamente, Díaz Rubio ha explicado los beneficios que aporta al cáncer colorrectal, el tercer tumor más frecuente en hombres, por detrás del cáncer de pulmón y próstata, y el segundo en mujeres, después del de mama. Además, si se tienen en cuenta ambos sexos es el tumor con mayor incidencia en España, afectando a 32.240 pacientes al año y siendo responsable de 14.700 fallecimientos.

 

La mayoría de los casos se diagnostican entre los 65 y 75 años. En este sentido, Díaz Rubio ha informado que desde que aparece hasta que se desarrolla pasan unos 10 años, por lo que ha destacado la importancia de realizar un diagnóstico precoz. Y es que, si se diagnostica en fases tempranas la supervivencia a los 2 o 3 años es casi del cien por cien, mientras que si se detecta en fases avanzadas la posibilidad de que el paciente sobreviva a los cinco años es de menos del 5 por ciento.

 

Lamentablemente, prosigue, la mayoría de estos tumores suelen diagnosticarse cuando ya están avanzados, aunque ha subrayado la importancia de las nuevas terapias que, desde el año 2000, han conseguido incrementar la supervivencia de 12 a 29 meses.

 

Es en estos pacientes, aquellos que tienen metástasis, en los que el nuevo fármaco de Bayer cobra especial importancia. Así lo han mostrado los resultados del estudio fase III ‘Correct’, en el que participaron 760 enfermos cuya patología había progresado a tratamientos estándar aprobados.

 

En dicho estudio, regorafenib aumentó significativamente la supervivencia global y la supervivencia libre de progresión. Además, la tasa de control fue del 41 por ciento, respecto al 15 por ciento del grupo de placebo.

 

“Damos la bienvenida a este fármaco porque es enormemente interesante para este colectivo de pacientes. Por ello, es importante que se les garantice a todos el mejor acceso a los tratamientos y que, por tanto, no se produzcan recortes en esta materia”, ha apostillado el jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Clínico San Carlos.

 

Estas declaraciones han sido corroboradas por el adjunto a la Presidencia de Europacolon España quien, además, ha recordado que los avances en la ciencia “sólo tienen sentido” si los enfermos pueden acceder a ella. “Es importante que las autoridades sean sensibles y faciliten que estos avances puedan ser usados por la población sin que haya pegas económicas o diferencias territoriales”, ha aseverado Vázquez.

 

TRATAMIENTO PARA “UNA ENFERMEDAD RARA”

 

Respecto al tumor del estroma gastrointestinal, Martín Broto ha destacado la importancia del nuevo tratamiento debido a que es una enfermedad “rara” que afecta a 11 personas por millón de habitantes al año.

 

Este tipo de cáncer suele diagnosticarse a partir de los 50 años, especialmente en hombres. El descubrimiento de las mutaciones oncogénicas, así como la introducción de las terapias con inhibidores de tirosina quinasas han favorecido la evolución en la comprensión de estos tumores.

 

De hecho, actualmente, se ha establecido que entre el 70 y el 80 por ciento de ellos albergan una mutación del gen ‘KIT’, la cual es una diana terapéutica “clínicamente importante” en este tumor. “Hemos conseguido aumentar la supervivencia de un año a cinco años gracias a las nuevos tratamientos que han aparecido en la última década”, ha recalcado el doctor.

 

Dicho esto, el experto ha abundado en la importancia de la aprobación de regorafenib para los pacientes que han progresado a terapias previas aprobadas como imatinib y sunitinib.

 

La aprobación se ha realizado tras los datos aportados por el estudio de fase III ‘GRID0 que analizó a 199 enfermos y mostró que regorafenib, junto con el “mejor” tratamiento de soporte (MTS), aumentó significativamente la supervivencia libre de progresión en comparación con placebo más MTS en pacientes con la enfermedad metastásica o irresecable, que habían sido tratados previamente con imatinib y sunitinib, reduciendo el riesgo de progresión o muerte en un 73 por ciento.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada