Portugal vende 1.250 millones de euros en deuda con intereses próximos a cero

Personas pasan frente a una pintada que dice "FMI, fuera!", en Lisboa, Portugal.

Personas pasan frente a una pintada que dice “FMI, fuera!”, en Lisboa, Portugal.

Portugal colocó hoy en el mercado 1.250 millones de euros en deuda con vencimiento a tres y once meses a cambio de las menores tasas de interés de su historia, que se situaron muy próximas a cero.

 

Según los datos del Tesoro luso, los inversores compraron 300 millones de euros a cambio de una penalización del 0,007 %, notablemente inferior al 0,06 % que pagó en la última subasta equivalente, el pasado mes de enero.

 

Esta cifra es, además, la tasa más baja nunca pagada por Portugal en una emisión de deuda pública a cualquier plazo.

 

Cuando solicitó la ayuda financiera internacional, en abril de 2011, Lisboa llegó a pagar en una subasta pública más de un 4 % de interés por sus letras a tres meses, tasas consideradas insostenibles por los analistas.

 

En su línea a once meses, los inversores aceptaron adquirir 950 millones de euros en letras por un interés del 0,015 %, diez veces menos que en la última subasta similar, también en el mes de enero.

 

La calma que reina en los mercados -debido sobre todo a la política expansiva decretada por el Banco Central Europeo- ha permitido al Tesoro luso colocar la deuda del país a rentabilidades cada vez más bajas.

 

Ni siquiera las tensiones generadas por la situación de Grecia -que como Portugal e Irlanda también recurrió al rescate financiero de la UE y el FMI durante los peores momentos de la crisis- han afectado a Lisboa, que ve cómo las tasas de interés caen sin cesar hasta niveles récord.

 

Esta facilidad para vender su deuda hizo al Gobierno luso anunciar el reembolso anticipado del préstamo que le concedió el FMI en el marco de su rescate, ya que los intereses que paga ahora son sensiblemente inferiores a los que abonaba al organismo presidido por Christine Lagarde.

 

Este alivio de la presión que ejercen los mercados también se refleja en el mercado secundario, en el que los inversores compran y venden los títulos adquiridos en emisiones como la de hoy y donde la deuda lusa a dos años llegó este mes a cotizar incluso a intereses negativos.

 

Las obligaciones lusas a diez años -utilizadas habitualmente como referencia- se vendían hoy al 1,79 % de interés y a cinco años lo hacían al 0,8 %.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada