Menos de un adulto discapacitado de cada dos tenía trabajo en 2011 en la UE

Un grupo de personas con discapacidad.

Un grupo de personas con discapacidad.

Menos de un adulto discapacitado de cada dos en la Unión Europea (UE) tenía trabajo en 2011 y un tercio de ese sector de población en 2013 estaba amenazado de pobreza o exclusión social, informó hoy la oficina de estadísticas comunitarias Eurostat.

Unos 44 millones de ciudadanos europeos con edades entre 15 y 64 años declararon tener una discapacidad que les impedía a menudo participar de forma plena en la sociedad y la economía, indicó Eurostat en un comunicado con datos relativos a 2011.

También subrayó que la situación de ese grupo poblacional entre los Veintiocho “es menos favorable que la de las personas no discapacitadas”.

La UE ha publicado estos datos con motivo de la celebración del Día Internacional de las Persona Discapacitadas que se celebra el 3 de diciembre.

Según datos de 2011 en el conjunto de la Unión Europea, las personas con una discapacidad tenían un acceso más limitado al mercado de trabajo, y mientras que la tasa de empleo entre los europeos de 15 y 64 años no discapacitados era del 66,9 %, esa tasa era para quienes sí lo padecían del 47,3 %.

La agencia comunitaria señaló también que “la tendencia era la misma en el acceso a la educación y a la formación” en la UE, y en ese año la tasa de participación de los discapacitados en esos ámbitos era del 6,9 % entre las personas de 25 a 64 años, frente al 9,8 % del resto de la población.

Asimismo indica que esa brecha también “es perceptible” en inclusión social, pues mientras que en 2013 y en el conjunto de la Unión se estimaba que el riesgo de pobreza y exclusión social era del 21,4 % para los no discapacitados mayores de 16 años, esa tasa se elevaba hasta el 29,9 % para quienes sí lo eran.

Por países, la tasa de empleo de las personas discapacitadas más alta era en esa fecha la de Suecia (66,2 %) y la más baja la de Hungría (23,7 %).

Tras Suecia, se sitúan Luxemburgo (62,5 %), Finlandia (60,8%), Austria (60,3%), Francia (56,2 %), Alemania (51,5 %), Portugal (51 %), Letonia (50,8 %) o Eslovenia (47 %), mientras que en España esa tasa se situaba en el 44,3 %.

Además de Hungría, los países con menores tasas de empleo para los discapacitados de entre 15 y 64 años, figuran Irlanda (29,8 %), Bulgaria (30,7%), Rumanía (31,8%), Eslovaquia (31,9%) y Croacia (33 %).

Según esos datos la brecha más grande en cuanto a tasa de trabajo entre discapacitados y quienes no lo son se producen en Hungría y Holanda, y las menores en Luxemburgo, Suecia y Francia.

En cuanto a la tasa de pobreza y exclusión social, Eurostat informó de que las más elevadas en 2013 se registró en Bulgaria, Bélgica, Lituania, Estonia y Reino Unido, mientras que las menores se dieron en esa fecha en Grecia, España, Luxemburgo e Italia.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada