Desde misiles a navajas, novedades en la mayor feria de defensa de Suramérica

Visitantes durante la feria internacional LAAD Defensa y Seguridad, el pasado 14 de abril, en Río de Janeiro.

Visitantes durante la feria internacional LAAD Defensa y Seguridad, el pasado 14 de abril, en Río de Janeiro.

Desde misiles rusos hasta pequeñas navajas suizas, pasando por helicópteros, equipos de salvamento, robots para desactivar bombas y, sobre todo, armas, fueron algunas de las novedades presentadas esta semana en la Feria de Defensa y Seguridad LAAD, que cierra hoy sus puertas en Río de Janeiro.

 

Más de 35.000 visitantes, incluyendo ministros de Defensa y comandantes militares de decenas de países, se acercaron a conocer los últimos avances que fueron presentados en la mayor feria de defensa, seguridad pública e industria militar de América Latina, cuya décima edición congregó a 676 expositores de 45 países.

 

Inaugurada el pasado martes por el ministro de Defensa brasileño, Jaques Wagner, quien afirmó que “la industria de Defensa confluye con la industria nacional como un todo”, la feria fue escenario de una intensa semana de negocios, exhibiciones, seminarios y reuniones.

 

Wagner aprovechó la celebración del evento para mantener reuniones bilaterales con los ministros de Defensa de Francia, la República Checa, Surinam, Mauritania, Santo Tomé y Príncipe, Paraguay, Suráfrica, Jamaica, Irak y Turquía, además de con quince viceministros de diversos países.

 

Entre los numerosos expositores de la LAAD 2015 se encontraban grandes empresas del sector como Boeing y Honeywell, la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer), la corporación estatal rusa Rostec o los astilleros públicos españoles Navantia.

 

Pero también estaban presentes empresas menos vinculadas al sector de la seguridad en el imaginario colectivo.

 

Harley-Davidson se presentó en Río con sus míticas motos, que a día de hoy escoltan a numerosos mandatarios en todo el mundo y que se convirtieron en uno de los principales atractivos durante los cuatro días que duró la feria.

 

Victorinox, que en realidad siempre estuvo vinculada al sector militar desde la creación de su primer modelo en 1891, destinado a su uso por parte del ejército helvético, expuso los últimos modelos de sus pequeñas navajas suizas.

 

Durante los cuatro días que duró la feria, numerosos asistentes, tanto de instituciones públicas como de empresas privadas, aprovecharon para conocer las últimas novedades del sector armamentístico, cerrar contratos y realizar contactos de cara a futuros negocios.

 

Entre las operaciones más destacadas se encuentran la negociación entre Saab y Embraer, que analizaron un posible acuerdo para la exportación desde Brasil de cazas Gripen; o la firma de un contrato para el mantenimiento de los sistemas de aviónica alcanzado entre la Corporación de La Industria Aeronáutica Colombiana (CIAC) y la compañía estadounidense Rockwell Collins.

 

En el marco de la LAAD, también se dieron a conocer decisiones de gran relevancia en el sector como la congelación del programa de compra de buques militares por parte del Gobierno brasileño debido al ajuste fiscal, o que diversas empresas de defensa de Brasil, Sudáfrica y Rusia evalúan actualmente la producción conjunta de misiles.

 

Además del aspecto puramente comercial, la feria acogió numerosos seminarios que abordaron temas de gran actualidad, como la necesidad de una legislación más precisa sobre el uso de drones o la utilización de redes de sensores QBRN como posible estrategia de seguridad en grandes eventos.

 

El año pasado, el mercado de armamentístico en Brasil movió cerca de 7.500 millones de dólares y dinamizó un sector que emplea de manera directa a cerca de 30.000 trabajadores, según datos de la Asociación Brasileña de la Industria de Materiales de Defensa y Seguridad (Abimde).

 

Pese a la actual crisis económica, las perspectivas del sector son de un incremento de las inversiones y de la mano de obra, que para 2020 puede llegar a generar un total de 50.000 puestos de trabajo en el país, según la misma fuente.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada