El Gobierno regula las prestaciones de promoción para dependientes con grados II y III

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa.

El Gobierno ha aprobado hoy la actualización del real decreto por el que se regulan las prestaciones de promoción de la autonomía personal a las personas dependientes con grado II (dependencia severa) y grado III (gran dependencia).

 

El objetivo del Ejecutivo es regular las prestaciones para las personas con los citados grados ya que solo se fijaba las de grado I (dependencia moderada) en el real decreto del 27 de diciembre de 2013.

 

Por esta norma se regularon las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia establecidas en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia de 2006.

 

Según recuerda la referencia del Consejo de Ministros, los criterios para determinar el contenido del servicio de promoción de la autonomía personal para los dependientes grado II y III fueron aprobados en una reunión sectorial en julio de 2014.

 

Se trata de servicios que las comunidades autónomas ya venían prestando, pero este real decreto “regula y unifica los tipos de prestaciones y las intensidades”, especifica el Gobierno.

 

En concreto, se regulan y definen los siguientes servicios de promoción de la autonomía personal: Habilitación y terapia ocupacional, Atención temprana, Estimulación cognitiva, Promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional, Habilitación psicosocial para personas con enfermedad mental o discapacidad intelectual.

 

También los de Apoyos personales, Atención y cuidados en alojamientos de soporte a la inclusión comunitaria, e Intensidad del servicio de promoción de la autonomía personal.

 

Las personas dependientes de grados I y II tendrán un mínimo de doce horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones y los de grado III un mínimo de ocho horas mensuales.

 

No obstante, para la atención temprana se fija para los tres tipos de grados un mínimo de seis horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.

 

Y para los servicios de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional la intensidad prevista habrá un mínimo de quince horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones (grado I), un mínimo de doce horas mensuales (grado II) y un mínimo de ocho horas mensuales (grado III).

 

Las intensidades del servicio de atención temprana y del servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional podrán ser complementarias de otras previstas por los diferentes servicios establecidos por autonomías para esta atención.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada