El Brunel gana la costera Itajai, Brasil, de la Volvo Ocean Race y el Maphre queda quinto

Bahía de la desembocadura del río brasileño Itajaí.

Bahía de la desembocadura del río brasileño Itajaí.

En 48 horas de trabajo a contrarreloj, el equipo español ha conseguido sacar el palo, arreglarlo, volver a montarlo, pincharlo con la primera luz del día, testear y llegar a la línea de salida de la costera de Itajaí.

Esta mañana, el “MAPFRE” no sabía si podría navegar en la costera. El motivo, el problema encontrado en el mástil hace dos días, que obligó al equipo a tener que quitar el palo del barco, lograr arreglarlo, volver a montarlo y luego testearlo. Y para hacer todo ello tenía hasta el inicio de la costera, sólo 48 horas.

“No es que haya sido un problema muy grave pero sí era un proceso que requeriría su tiempo. Es un barco de 65 pies, ya en el agua, con un mástil de 30 metros y que hay que quitar, hay que desmontar todo, quitar la mayor, los cabos, reenvíos… Y después asegurarse de identificar bien el problema, ir aquí a un taller en Itajaí, encontrar a alguien que mecanizase unas piezas inoxidables en 20 horas, pegarlas…”, explicaba Xabi junto al barco esta mañana.

Lo cierto es que el equipo de tierra ha estado toda la noche trabajando a contrarreloj y durmiendo apenas una hora en la propia base para poder navegar hoy en Itajaí. A las seis y media de la mañana el palo estaba nuevamente en el “MAPFRE”. A continuación, el objetivo era intentar probar y comprobar que todo estaba correcto como para poder navegar hoy, aunque teniendo en mente que “lo importante es que esté bien para mañana”, recalcaba Xabi.

El Maphre, quinto en la costera de Itajaí.

El Maphre, quinto en la costera de Itajaí.

Finalmente el “MAPFRE” confirmaba que estaría junto al resto de barcos. Poco viento hoy en Itajaí, tan ligero que incluso se retrasó la salida de la regata, que se produjo con muy poco viento y ola. También hubo fuertes cambios de dirección del viento que obligaron al Comité a modificar la posición de una baliza y más tarde a acortar el recorrido a sólo dos vueltas, de las tres iniciales.

Fue una costera muy lenta que tuvo varios líderes y que finalmente se llevó “Brunel”, seguido “Abu Dhabi”, que superó a “Dongfeng” prácticamente en la línea de llegada. Apretado también el final entre “SCA”, cuarto, y “MAPFRE”, quinto. Sexto ha sido “Alvimedica”.

Mañana, comienzo de la sexta etapa

A partir de mañana, el “MAPFRE” tiene por delante 5.010 millas (aproximadamente 10.000 kilómetros) y cerca de 19 días de competición y aunque “es una etapa que, después de la que hemos hecho, todo el mundo dice que será fácil o más pequeña, al final son más de 5.000 millas las que tenemos que hacer y con todo tipo de condiciones” afirmaba Xabi Fernández, patrón del “MAPFRE” para esta nueva etapa.

Rumbo a Newport, el equipo español espera encontrarse con varios puntos de inflexión y el primero, según el local André Fonseca “Bochecha”, estará en las primeras millas: “Saliendo de la costa de Brasil, de Itajaí, hay que estar preparados para encontrarnos con poco viento al inicio de la regata”. Por su parte, Xabi comentaba que “saldremos con vientos Alisios a lo largo de toda la costa brasileña hasta Recife y después tendremos que cruzar el Ecuador que, aunque es verdad que en esta parte del mundo es relativamente más fácil, con la igualdad de la flota el salir bien situado del Ecuador será vital”.

A partir de ahí el “MAPFRE” tendrá que volver pelearse con los Doldrums –ahora los del Norte- y de cómo gestione cada equipo el salir de esta complicada zona dependerá y mucho, las opciones en la llegada. Y es que como afirmaba el patrón del equipo español: “Estoy seguro de que habrá oportunidades también al final, pero desde luego no nos gustaría estar a remolque y va a ser muy importante estar delante después de los Doldrums”. La aproximación a aguas caribeñas será “el momento más crítico ya que cambian las corrientes, hay cambios de temperatura de agua muy grandes y todo eso puede ocasionar muchas tormentas, puede ser un momento definitivo de la regata” afirmaba Fonseca.

Finalmente, tocará la aproximación al puerto estadounidense, donde nuevamente podrían colocarse todas las cartas sobre la mesa y es que “llegando a Newport está la corriente del Golfo en la que el agua está muy fría y eso afecta mucho a los vientos, a la visibilidad -habrá niebla-. Es un sitio relativamente complicado para navegar” recordaba el patrón del “MAPFRE”.

Objetivo: un nuevo podio

Tras la penalización, el equipo vuelve a mirar al futuro y Xabi Fernández recordaba que “nuestro equipo ha demostrado ya muchas veces en esta regata que somos un equipo muy profesional, muy motivado y con muchas ganas de hacerlo bien. En peor situación estábamos después de la primera etapa o incluso tras la segunda. Ahora hemos llegado a estar, antes de esta penalización, en tercera posición de la general, a dos puntos del segundo, así que no hace falta levantar la moral del equipo, simplemente hay que pasar un día difícil, asimilar el problema que hemos tenido y mirar hacia delante”.

Después de hacerse con la victoria en Auckland (Nueva Zelanda) y alzarse con la segunda posición en Itajaí (Brasil), a bordo del “MAPFRE” el objetivo no es otro que sumar un nuevo podio en su casillero. Xabi Fernández lo dice claro: “La mejor medicina para olvidar todo lo que ha pasado será hacer una buena etapa y, ¿por qué no?, pelear para ganarla”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada