Abril recupera la Feria con buenas previsiones económicas y meteorológicas

Los diseñadores de moda, Víctor (d), y José Luis (i), (Victorio y Lucchino), junto a Carmen Tello (2i) y su Hija, Carmen Solís (2d), en la XXX Exhibición de enganches de la Feria de Sevilla, que ha tenido lugar hoy en la plaza de la Maestranza.

Los diseñadores de moda, Víctor (d), y José Luis (i), (Victorio y Lucchino), junto a Carmen Tello (2i) y su Hija, Carmen Solís (2d), en la XXX Exhibición de enganches de la Feria de Sevilla, que ha tenido lugar hoy en la plaza de la Maestranza.

Todo está casi preparado, aunque se perfilan los últimos detalles en el Real, para que en la medianoche del lunes se accione el tradicional mecanismo que permite la iluminación, el alumbrado de la portada de la Feria de Sevilla, que podría dejar un impacto económico de cerca de 700 millones de euros.

 

Abril recupera este año la Feria para una ciudad acicalada que volverá a vivir a partir de mañana seis intensos días, que el año pasado se festejaron en mayo por quinta vez en su historia y por necesidades del calendario.

 

El Ayuntamiento estima que el impacto económico de la Feria se acercará a los 700 millones de euros en una edición a la que acompañará la meteorología.

 

No será una semana especialmente calurosa, aunque se prevé que el termómetro alcance los 28 grados el sábado, mientras que será el miércoles, festivo en Sevilla, el día con mayor probabilidad de que llueva esporádicamente.

 

Los primeros datos económicos apuntan que los hoteles de Sevilla cuentan ya con una ocupación que ronda el 82 por ciento durante la feria, lo que supone diez puntos más que el pasado ejercicio.

 

Dos cruceros de lujo con más de 1.500 pasajeros atracarán en la capital andaluza durante la semana, que espera una buena afluencia de visitantes nacionales y extranjeros.

 

En la medianoche de este lunes, el alcalde Juan Ignacio Zoido, activará el encendido, el alumbrado de la portada y de los miles de farolillos que engalanan el recinto ferial.

 

El diseño de la portada de la Feria de Abril 2015, de Joaquín de Alba, se inspira en el edificio del Museo de Bellas Artes de Sevilla, como homenaje al barrio de la familia del autor.

 

Además, integra las dos torres que se alzan sobre el edificio de la Telefónica de la Plaza Nueva, obra de Juan Talavera Heredia y de grandes exponentes del regionalismo sevillano.

 

La entrada de la Feria tiene 41 metros de altura, 2.500 metros de cables para su fijación, 24.000 bombillas, un peso de 235.000 kilos y 3.750 metros cuadrados de pintura.

 

Antes del “alumbrao”, miles de casetas acogerán el tradicional “pescaíto”, una cena que congrega cada año sobre todo a los socios e invitados.

 

Otro año más se repetirá la historia y Sevilla y sus visitantes vivirán en una ciudad de lona y albero que desde 1973 se celebra en el barrio de Los Remedios.

 

El Real de la Feria tiene una extensión aproximada de 450.000 metros cuadrados, en los que se asientan 1.048 casetas en quince calles con nombres de toreros, todas ellas alumbradas por más de 237.000 bombillas, lo que supone -según Endesa- una demanda equivalente a la de un municipio de unos 50.000 habitantes.

 

Existen, además, unas 16 casetas, la mayoría de distritos municipales, partidos políticos o sindicatos, de entrada completamente libre.

 

Este año, las seis casetas de distrito ofrecen menús “solidarios” para que las familias con menos recursos puedan acudir a la Feria, gracias una iniciativa del Ayuntamiento, Cáritas y Cruz Roja.

 

El ambiente de las calles de la Feria varía del día a la noche.

 

Los caballos y coches de caballo dejan de pasear por las calles a las 20:00 horas, a partir de ese momento se incrementa notablemente la afluencia de gente joven y el riesgo de la famosa “botellona”, especialmente en las calles cercanas al recinto.

 

Diez patrullas de policías locales se encargarán de evitar las concentraciones de jóvenes bebiendo en los aledaños del barrio de Los Remedios, donde vallarán algunas calles para evitarlo.

 

El dispositivo de seguridad comprende 1.041 agentes de la Policía Local para toda la ciudad, -546 de ellos sólo para la Feria y sus aledaños-, 1.698 policías nacionales, 90 bomberos, 95 sanitarios, 25 miembros de Protección Civil, 473 operarios del servicio de limpieza, importantes refuerzos en el transporte público y medidas especiales en materia de tráfico.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada