Las casas niponas de Javier Mariscal apuestan por el color y la asimetría

Fachada del primer prototipo de vivienda unifamiliar diseñada para Japón por el español Javier Mariscal.

Fachada del primer prototipo de vivienda unifamiliar diseñada para Japón por el español Javier Mariscal.

El diseñador español Javier Mariscal propone asimetría y color en las viviendas que ha diseñado para Japón, cuyo primer prototipo ya se puede visitar en la ciudad de Yokohama, al sur de Tokio.

 

El creador de “Cobi”, la mascota de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, comenzó a trabajar en el proyecto en 2013 por encargo del estudio de arquitectura nipón Tatsumi Planning.

 

El piso piloto que se exhibe, una edificación de madera de aproximadamente 174 metros cuadrados, sirve para inspirar los encargos de posibles clientes, dijo hoy a Efe el arquitecto japonés Masayuki Miura, encargado de llevar a los planos el diseño del valenciano.

 

El precio de la casa ronda los 20 millones de yenes (unos 167.000 euros) por cada cien metros cuadrados, según sus estimaciones, y el estudio espera edificar unos dos o tres ejemplares anualmente.

 

Dos años han sido necesarios para finalizar un proyecto “peculiar” que ha presentado “dificultades” al equipo, como la ausencia de líneas rectas en la estructura, muy presentes en la arquitectura japonesa, y la asimetría entre la primera planta y la segunda, explicó Miura.

 

Para solucionar esta anomalía y “hacer posible la visión de Mariscal”, el arquitecto creó un pilar circular único para edificar, y aplicó un refuerzo para fortalecer los cimientos.

 

La estructura, declaró Miura, es “de las más resistentes”, algo indispensable en un país en el que abundan los terremotos.

 

Para el arquitecto nipón, ha sido “divertido” e “interesante” trabajar en un proyecto que, cree, muchos estudios habría rechazado por su “complejidad técnica”.

 

Para optimizar la eficiencia lumínica de la vivienda, Mariscal diseñó un patio interior delimitado con grandes cristaleras, de manera que aun estando en el interior “pudieran sentir la naturaleza”.

 

La práctica ausencia de paredes aporta una sensación de apertura y armonía con la que el español buscaba “invitar a la gente a reunirse en un entorno confortable en el que poder disfrutar en compañía”, explicó Miura.

 

La segunda planta consta de una terraza y tres habitaciones en cuyas paredes están estampadas con dibujos del creador valenciano.

 

Los clientes que han visitado ya la casa, que se terminó hace un mes, han quedado “muy sorprendidos porque piensan que el diseño es fantástico”, indicó el arquitecto, a pesar de poseer un diseño “poco convencional para los japoneses”.

 

“(Mariscal) es un genio. Aun sin ser arquitecto ha sido capaz de diseñar algo así”, cree Miura, quien espera que con esta vivienda la fama del diseñador español siga aumentando en Japón.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada