Las grandes eléctricas europeas reclaman en Bruselas más convergencia e integración energética

El conocido como Grupo Magritte, formado por las once mayores eléctricas de Europa, se ha reunido este martes en Bruselas con los representantes europeos para reclamar mayor convergencia en la política energética y mayor integración en este ámbito entre los distintos Estados.

 

A la reunión con miembros de la Eurocámara, la Comisión Europea y el Consejo de la UE han acudido los presidentes ejecutivos o consejeros delegados de cuatro eléctricas, que son GDF Suez, Iberdrola, CEZ y GasTerra, y que forman el grupo junto a otras como Enel, Gas Natural Fenosa, Centrica, ENI , E.ON o RWE .

 

El grupo celebra la actual estrategia de la Comisión Europea sobre la Unión Europea de la Energía y la existencia de “un consenso general en que la industria energética europea debe hacer frente a enormes desafíos que requerirán un mayor liderazgo de política energética”.

 

Los enfoques nacionales, advierte el grupo en una nota, están disfrutando de “amplio margen”, lo que no hace sino “profundizar las diferencias entre los mercados”. “Sin embargo, las empresas hoy en día tienen cada vez mayor escala europea o incluso mundial, más allá de las fronteras nacionales, precisando de reglas claras y equitativas en todos los Estados miembros”, afirma.

 

Al citar políticas concretas, el Grupo Magritte propone una “protección climática eficiente” en el que se incluya una “reserva de estabilidad del mercado” que permita fijar una señal de precio para el CO2, cuya cotización es ahora tan baja que “no incentiva la transición hacia una economía baja en carbono en Europa”.

 

También pide que las políticas y medidas superpuestas sean “retiradas gradualmente” y que el desarrollo de las renovables se base “en el mercado, impulsado por el mercado de CO2 y mecanismos de apoyo competitivos aplicados a nivel europeo”.

 

Acerca de la seguridad de suministro, el grupo reclama, en el ámbito del gas, la explotación del potencial doméstico de energía, así como la diversificación de rutas, almacenamiento y capacidad de GNL que permitan la creación de un mercado interior de la energía más fluido, transparente e interconectado.

 

En electricidad, las compañías consideran que los “enfoques regionales” destinados al cumplimiento de un marco unitario, tanto para la participación transfronteriza en los mecanismos de capacidad como para la cooperación entre los operadores del sistema en materia de seguridad del suministro, “parecen ser una solución prometedora hacia una mayor integración energética de la UE”.

 

“Será necesario identificar, región por región, los principales obstáculos para la realización del mercado interior de la energía y buscar enfoques armonizados al abordar problemas similares en diferentes países”, indica.

 

SEÑALES DE MERCADO

 

Sobre la base de lo anterior, el grupo ve “crucial” proporcionar a los mercados de electricidad señales sostenibles que no siempre podrán ser satisfechas por los mercados de electricidad a corto plazo en su forma actual.

 

“Se debería aceptar que un mecanismo de señales a largo plazo esté abierto a la participación transfronteriza como solución viable para proporcionar a los inversores señales de precios a largo plazo a la vez que se reduce el coste de la descarbonización y facilita la seguridad de suministro”, indica.

 

IMPUESTOS Y TASAS

 

Las empresas también abogan por “facturas de energía totalmente transparentes” en las que se reflejen los costes en todos los Estado miembros. “Los altos precios de comercialización en Europa son el resultado de impuestos y recaudaciones fiscales, y no de los costes de generación de energía o los peajes de la red”, indican.

 

“El alto nivel actual de impuestos y tasas, que en algunos casos representan más del 50% de los precios finales, está revirtiendo las medidas positivas adoptadas recientemente hacia la integración del mercado y la convergencia de precios entre los Estados miembros”, advierten.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada