La industria discográfica española facturó 135,8 millones de euros en 2014

Una mujer escucha música.

Una mujer escucha música.

La industria discográfica española facturó el pasado año 135,8 millones de euros, situándose en la decimotercera plaza en el mercado mundial de música grabada, según un informe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

 

España, que llegó a ocupar la octava posición en la lista de principales mercados discográficos hace una década, se sitúa detrás de mercados como Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Australia, Canadá, Corea del Sur, Brasil, Italia, Países Bajos y Suecia, señala el informe, difundido hoy por la asociación de Productores de Música de España (Promusicae).

 

Los ingresos totales de la industria discográfica mundial alcanzaron en 2014 un total de 14.970 millones de dólares (14.160 millones de euros), un 0,4 % menos que en el periodo anterior.

 

Las ventas siguieron una tendencia similar en Europa y descendieron un 0,2 %, pero España, por el contrario, fue uno de los mercados que más creció, con un aumento del 15,2 %.

 

En el informe de la IFPI, Estados Unidos se consolida como el mayor mercado musical del mundo, con una facturación de 4.900 millones de dólares (4.550 millones de euros), muy por delante de Japón.

 

El país nipón, cuyas ventas totales alcanzaron los 2.600 millones de dólares (2.410 millones de euros), se mantiene en segunda posición en el mercado mundial pese a que su facturación cayó un 5,5 % en 2014.

 

No hubo variación en la lista de los diez mercados con mayores ventas, con Alemania en tercer puesto (1.300 millones de euros), el Reino Unido en cuarto (1.209 millones de euros), y Francia en quinta posición (784 millones de euros).

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada