La economía de la eurozona está en camino de una recuperación sostenible, según sondeos

Una máquina cuenta billetes de euro en el banco central de Bélgica en Bruselas.

Una máquina cuenta billetes de euro en el banco central de Bélgica en Bruselas.

La economía de la zona euro está en un camino de recuperación sostenible, según la mayoría de analistas encuestados que también ofrecieron una posibilidad de algo más del 25 por ciento de que Grecia abandone el bloque de la moneda única.

 

Los economistas son mucho más optimistas sobre el cambio de rumbo en la región respecto al mes anterior, lo que debería proveer de cierto entusiasmo dado que durante años la debilidad de la zona euro ha sido uno de los principales riesgos para el crecimiento económico global.

 

El crecimiento del Producto Interno Bruto tendría de promedio un firme 0,4 por ciento por trimestre hasta mediados del 2016, dando una tasa anual de 1,4 por ciento este año y de 1,6 por ciento en el 2016.

 

Aunque esas cifras se han mantenido en su mayor parte sin cambios desde un sondeo en marzo, 23 de los 55 bancos que participaron en ambas encuestas revisaron al alza sus predicciones anuales. Y una clara mayoría, 30 de 36, dijo que la zona euro se encuentra ahora en un camino de recuperación sostenible.

 

Gran parte de este optimismo puede atribuirse a un mayor poder de gasto del consumidor ante los bajos precios del petróleo y el lanzamiento del programa de compra de activos del Banco Central Europeo de unos 60.000 millones de euros al mes.

 

A través de ese programa de alivio cuantitativo, que comenzó en marzo, el BCE adquirirá en su mayoría bonos soberanos, ya sea hasta septiembre del 2016 o hasta que la inflación vuelva a su objetivo cercano a un 2 por ciento.

 

Los precios del petróleo colapsaron en más de un 50 por ciento entre junio del 2014 y enero de este año. Un sondeo por separado de Reuters sugirió que es improbable que los valores del crudo se recuperen significativamente el próximo año.

 

“El impulso del ingreso real por los bajos precios del crudo está teniendo un efecto inmediato en el comportamiento del consumidor y esa es la principal razón por la que esperamos que la tasa de crecimiento se acelere durante la primera mitad de este año”, dijo Ken Wattret, codirector de economías de mercado europeas de BNP Paribas.

 

El euro, que se ha debilitado desde mediados del 2014 casi sin pausa, también parece haber beneficiado al bloque, un exportador neto de bienes. Un sondeo de Reuters en abril mostró que todavía existe la posibilidad de que se deprecie aún más.

 

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que hay una clara evidencia de que las medidas adoptadas en política monetaria han sido efectivas. Los economistas parecen ser aún más optimistas y esperan que el banco logre reducir su programa de estímulo antes de septiembre del 2016.

 

EL RIESGO QUE REPRESENTA GRECIA

 

La posibilidad de que Grecia salga del bloque de la moneda única es un riesgo para las perspectivas económicas de la zona euro y la economía global.

 

Grecia tiene dificultades para pagar a sus empleados y necesita de nueva ayuda financiera para reembolsar casi 1.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional en mayo.

 

Aunque la media de las previsiones en el sondeo de una posibilidad de casi 28 por ciento de que Grecia salga del euro es menos pesimista que la de los mercados de bonos, la estimación fue revisada levemente al alza frente al mes pasado.

 

La economía de Grecia crecería 0,7 por ciento este año y 2,1 por ciento el próximo, por debajo de las predicciones de enero.

 

En contraste, Alemania una vez más liderará al bloque. Pronósticos anuales de crecimiento para la mayor economía del Europa fueron revisados al alza a 1,9 por ciento este año y el próximo, respecto a 1,4 y 1,8 por ciento.

 

Las previsiones de crecimiento para Francia también fueron revisadas al alza levemente, aunque economistas en un sondeo dijeron que el Gobierno no logrará reducir el déficit público en el nivel prometido.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada