La UE pedirá preparar ya una operación contra el tráfico de inmigrantes

Un grupo de 545 inmigrantes rescatados en las últimas horas en las aguas del canal de Sicilia llegan en el barco de la marina italiana "Chimera" al puerto de Salerno, sur de Italia, el 22 de abril del 2015.

Un grupo de 545 inmigrantes rescatados en las últimas horas en las aguas del canal de Sicilia llegan en el barco de la marina italiana “Chimera” al puerto de Salerno, sur de Italia, el 22 de abril del 2015.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) pedirán mañana a la Alta Representante comunitaria, Federica Mogherini, que inicie “inmediatamente” los preparativos de una operación de seguridad y defensa, dirigida a destruir las embarcaciones de los traficantes de inmigrantes.

 

“La Alta Representante está invitada a iniciar inmediatamente los preparativos para una posible operación de seguridad y defensa a este efecto, de acuerdo con la ley internacional”, señalan los líderes comunitarios en el borrador de su declaración de mañana.

 

“Nos comprometemos a emprender esfuerzos sistemáticos para identificar, capturar y destruir las embarcaciones antes de que sean usadas por los traficantes”, añade el documento.

 

Los Veintiocho estudiarán en su encuentro extraordinario de mañana, convocado tras la muerte de más de mil inmigrantes en las últimas semanas en el Mediterráneo, las modalidades que puede adoptar esta misión, que tendrá un carácter civil y militar similar al de la operación “Atalanta”, que se puso en marcha para combatir la piratería en el Índico.

 

Fuentes comunitarias explicaron hoy que los aspectos militares de la misión serán muy limitados y tendrán más que ver con cuestiones de inteligencia que con una intervención militar propiamente dicha, y adelantaron que en función del alcance que se decida dar a esta operación se requerirá o no un mandato de Naciones Unidas para ponerla en marcha.

 

“Se están considerando muchos aspectos legales sobre las modalidades”, dijeron las fuentes, que aseguraron que no se espera que todas estas cuestiones del alcance queden claras ya mañana.

 

Los Veintiocho se comprometen, por otro lado, a “como mínimo duplicar” la dotación de las operaciones europeas de vigilancia marítima “Tritón” y “Poseidón” para los años 2015 y 2016, y a reforzar el número de recursos, para que puedan aumentar las posibilidades de búsqueda y rescate, pero “dentro del mandato de Frontex”.

 

“El mandato de Frontex es el control de fronteras y eso no va a cambiar”, subrayaron fuentes europeas, que aclararon que aún así dotar de más medios a “Tritón” y “Poseidón” permitiría llevar a cabo más acciones de búsqueda y salvamento en aplicación de la llamada “ley del mar”, que obliga a ofrecer rescate.

 

“Es un enfoque práctico además, porque sino llevaría mucho más tiempo reaccionar”, añadieron.

 

Las fuentes precisaron que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, espera que los Estados miembros presenten “compromisos concretos” sobre el refuerzo de su contribución a estas operaciones.

 

“España ya contribuye con ‘Tritón’ y está dispuesta a reforzar su aportación si fuera necesario”, señalaron fuentes diplomáticas.

 

Los líderes europeos también harán hincapié en la necesidad de reforzar la solidaridad entre Estados miembros para gestionar mejor el reasentamiento de personas que se ha considerado que tienen derecho a recibir asilo, que ahora se concentra en unos pocos países de la UE, sobre todo en Alemania.

 

En concreto, apoyarán establecer un “proyecto piloto voluntario” sobre reasentamiento, que ofrezca “al menos 5.000 plazas” para personas con derecho a asilo.

 

La ONU ha pedido a la UE que acoja a 135.000 refugiados procedentes de Siria, por ejemplo, pero hasta ahora el bloque comunitario sólo ha ofrecido un total de 36.000 plazas.

 

Asimismo considerarán subir la ayuda de emergencia a los Estados miembros que soportan una mayor presión migratoria, como Italia, mediante la redistribución de personas que llegan a las costas europeas hasta que se decida si tienen derecho a recibir asilo.

 

Esta ayuda de emergencia sería una excepción permitida al reglamento de Dublín, que establece que el país que debe hacerse cargo de la solicitud de asilo es el primero por el que entraron los demandantes a la UE, por lo que no obligaría a modificar la normativa, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada