Europa acuerda construir nueva lanzadera espacial Ariane 6

 La lanzadera espacial Ariane 5 despegando el 6 de febrero de 2014 en Toucan, Guyana francesa.

La lanzadera espacial Ariane 5 despegando el 6 de febrero de 2014 en Toucan, Guyana francesa.

La Europa espacial superó este martes en Luxemburgo una etapa crucial para su futuro con la decisión de construir Ariane 6, una nueva lanzadera espacial para suceder a partir de 2020 a la actual Ariane 5, y así hacer frente a una dura competencia en el lanzamiento de satélites.

“Es un éxito. Incluso me atrevería a decir: un gran éxito”, declaró Jean-Jacques Dordain, director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), tras una reunión de ministros europeos del Espacio.

El primer vuelo de Ariane 6 está previsto a partir de 2020.

“Con esta decisión histórica”, Europa aporta “una respuesta fuerte a la competencia internacional en un sector estratégico para la soberanía europea, para su industria, para el empleo”, declaró la secretaria de Estado francesa de Investigación, Geneviève Fioraso.

Los ministros del Espacio europeos acordaron un presupuesto global para sus lanzaderas de 8.000 millones de euros en diez años, de los que la mitad serán para Ariane 6, una cantidad que incluye la construcción de una nueva pista de lanzamiento en Kurú (Guyana) y la modernización del propulsor de gama europea Vega.

Francia aportará el 52% de los fondos, mientras que Alemania, el segundo contribuyente más importante, aportará un 22%.

La ESA debatió durante meses antes de alcanzar este acuerdo. Las negociaciones se desarrollaron especialmente entre Francia y Alemania, los principales contribuyentes del programa Ariane.

Disminuir costes

El proyecto Ariane, iniciado hace 35 años, ha contado con varias versiones. La actual Ariane 5, puesta en marcha en 1987, vuela desde 1996.

Ariane 5, que presenta un palmarés de 62 éxitos seguidos, ha conquistado más del 50% del mercado comercial de servicios de lanzamiento de satélites, pero se enfrenta a una competencia cada vez más feroz, en particular del Falcon del estadounidense SpaceX.

La lanzadera espacial europea Ariane 6.

La lanzadera espacial europea Ariane 6.

Modulable en dos versiones -una con dos aceleradores sólidos y una versión más pesada con cuatro, que pueden llevar dos satélites – Ariane 6 se adaptará tanto a las necesidades institucionales (satélites científicos, sondas espaciales…) como a los vuelos comerciales (satélites de telecomunicaciones, televisión…).

La nueva configuración de Ariane 6 busca también prever la evolución del mercado, con una importancia creciente de satélites a propulsión eléctrica, más ligeros, pero que pueden ser más voluminosos.

La futura Ariane 6 tendrá la ventaja de poder utilizar los elementos ya experimentados de Ariane 5 o estudiados por el proyecto Ariane 5 ME, una versión intermedia ahora abandonada, lo que minimizará los riesgos y los costes.

El presidente de Arianespace, Stéphane Israel, mencionó un precio de “en torno a 120 millones de dólares” (unos 90 millones de euros) por el lanzamiento doble (dos satélites a la vez), según la condiciones actuales del mercado.

Los ministros encargados del Espacio se pronunciaron también este martes sobre la financiación europea de las actividades de explotación de la Estación Espacial Internacional (ISS) hasta 2020 y acordaron un presupuesto de 800 millones de euros.

En 2016, los responsables europeos se reunirán de nuevo para realizar una evaluación técnica y financiera del avance del proyecto Ariane 6.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada