España se ha convertido en el país de la UE con mayor esperanza de vida

jubiladosEspaña se ha convertido en el país de la Unión Europea (UE) con la esperanza de vida más alta, 82,5 años, gracias al incremento que se ha conseguido desde 1990, que le ha permitido adelantar a Suecia, Holanda, Grecia e Italia.

Según los últimos datos comparativos disponibles, contenidos en un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre la sanidad en Europa publicado hoy, España se situaba en 2012 en cabeza de la UE en esperanza de vida al nacer, por delante de Italia (82,4 años), Francia (82,1), Suecia (81,8), Luxemburgo (81,5) y Holanda (81,1).

Solo dos países europeos, no miembros de la UE, superan a España, Islandia (83 años) y Suiza (82,8), que ya estaban por delante en 1990, año en el que España era quinta de la Unión con 77 años de esperanza de vida, tras Suecia (77,7 años), Italia (77,1), Holanda (77,1) y Grecia (77,1).

España está al frente en esperanza de vida de las mujeres, 85,5 años, superior a la de las francesas (85,4), las italianas (84,8), las luxemburguesas (83,8) y las finlandesas (83,7), mientras que entre los varones la esperanza de vida es de 79,5 años, ligeramente más baja que la de los suecos (79,9 años) y los italianos (79,8).

A los 65 años es la población francesa la que tiene la mayor esperanza de vida, tanto en mujeres (23,4 años) como en hombres (19,1), por delante de España, 22,8 años y 18,7, respectivamente.

Las españolas tienen la menor mortalidad por cáncer de pecho de la Unión, con una media de 25,5 fallecimientos por cada 100.000 en 2011, frente a la media de 34,5 en los 28 Estados.

El 77,1 % de las españolas de entre 50 y 69 años se sometió a una mamografía, frente a la media europea del 57,7 %.

El informe revela que España está cerca de la media en cuanto a ciertos comportamientos poco saludables, con un 23,9 % de fumadores, frente a la media del 22,8 %.

Los españoles mayores de 15 años consumen 9,8 litros de alcohol de media al año, cerca de los 10,1 litros de los 28, que varían entre los 6,1 litros de Italia y los 12,7 de Lituania.

España tenía una tasa de obesidad del 16,6 % en 2012, en línea con la media del 16,7 % en la UE, con una horquilla que va del 7,9 % de Rumanía y del 10,4 % de Italia, al 24,7 % del Reino Unido y al 28,5 % de Hungría.

El gasto sanitario por habitante en España fue de 2.243 euros, justo por encima de la media comunitaria (2.193) pero lejos de Holanda (3.829), Austria (3.676), Alemania (3.613) y Dinamarca (3.528).

España dedicó ese año el 9,3 % de su Producto Interior Bruto (PIB) a sanidad, algo más del 8,7 % de media, pero bastante por debajo de Holanda (11,8 %), Francia (11,6 %), Alemania (11,3 %), Austria (11,1 %) o Dinamarca (11 %).

Con 3 camas por cada 1.000 habitantes, España se situó en la parte baja de la UE en este indicador, solo por encima de Irlanda, Reino Unido y Suecia y lejos de la media de 5,2 camas en la UE.

La estancia media de los pacientes en un hospital, que había bajado en toda Europa entre 2000 y 2012, era en este último año de 7,8 días en el conjunto de la UE y de 7,6 en España.

En cuanto a antibióticos recetados, España registró 20,9 por cada 1.000 habitantes y por día, muy cerca de la media (20,4), que se dispara en Grecia (35,1) y Chipre (32) y es particularmente baja en Letonia (12,8), Estonia (12,1) y, sobre todo, Holanda (11,4).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada