Productores brasileños satisfechos con la decisión europea sobre biocombustibles

La UE se propone alcanzar el objetivo de un 10 % de uso de energías renovables en el transporte de los países miembros en 2020.

La UE se propone alcanzar el objetivo de un 10 % de uso de energías renovables en el transporte de los países miembros en 2020.

La Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica) de Brasil, la mayor patronal del sector, calificó hoy como una “victoria” la decisión del Parlamento Europeo de limitar, a partir de 2017, el uso de biocombustibles tradicionales procedentes de cultivos.

 

A pesar del impacto de la decisión en las exportaciones de países productores de etanol y biodiesel a partir de materias agrícolas como el maíz, el trigo, la remolacha o la colza, como es el caso de Brasil, la medida fue más “flexible” de lo que se preveía, resaltó Unica.

 

“Es una victoria para Brasil y estamos satisfechos. Obtuvimos más de lo previsto”, señaló a Efe Geraldine Kutas, asesora sénior para Asuntos Internacionales de la Presidencia de Unica y que trabaja desde Bruselas.

 

Kutas explicó que el texto original de la propuesta aprobada por el Parlamento Europeo era muy “restrictivo”, con un límite del 5 % para los biocombustibles tradicionales, pero que finalmente aumentó a 7 %, una cifra que fue bien recibida por los brasileños, líderes mundiales de etanol de caña de azúcar.

 

Este porcentaje forma parte de la política europea para alcanzar el objetivo de un 10 % de uso de energías renovables en el transporte de los países de la UE en 2020.

 

Las nuevas normas, que aún deben recibir el visto bueno final de los estados miembros de la Unión Europea, tratan de desincentivar el uso de biocombustibles que proceden de cultivos y fomentar aquellos más avanzados, como los que se elaboran a partir de residuos, algas o paja, llamados también de “tercera generación”.

 

No obstante, los estados miembros, que sufren presión por las críticas de varios sectores que ven la medida como insuficiente, tendrán la opción de establecer un umbral más bajo si lo consideran necesario.

 

La idea es impedir que ese 10 % se cubra en su práctica totalidad con biocombustibles tradicionales, por el impacto que pueden tener sobre el aumento del precio de los alimentos al competir con estos a la hora de utilizar las tierras para su cultivo, entre otras razones.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada