El vestidor de la ópera viaja

Fotografía facilitada por el Teatro Real del vestuario de 'Madama Butterfly', de Giacomo Puccini, con figurines de Franca Squarciapino, dentro de la exposición "Vístete de Ópera", que el Museo del Traje acoge entre el 30 de abril y el 17 de mayo.

Fotografía facilitada por el Teatro Real del vestuario de ‘Madama Butterfly’, de Giacomo Puccini, con figurines de Franca Squarciapino, dentro de la exposición “Vístete de Ópera”, que el Museo del Traje acoge entre el 30 de abril y el 17 de mayo.

Vestidos y trajes que han lucido reconocidas figuras del “bel canto” en títulos tan emblemáticos como “La vida breve”, “Madama Butterfly” o “La Traviata” se escapan por unos días de los fondos del Teatro Real de Madrid y se exhiben en el Museo del Traje CIPE con la intención de sacar la ópera a la calle.

 

“La ópera debe salir a la calle, tiene que ser más accesible”, ha dicho hoy el director del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, quien junto con el subdirector del Museo del Traje, Rodrigo de la Fuente, y el responsable de sastrería y caracterización del Real, Ovidio Ceñera, ha inaugurado la exposición “Vístete de Ópera”.

 

Una muestra que tan solo recoge 32 trajes y 15 pelucas de las más de siete mil piezas que atesora el Teatro Real. “Esta selección ha sido elaborada íntegramente en los talleres de sastrería y caracterización del teatro”, dice Ceñera.

 

Gran parte de la magia del teatro lírico radica en los trajes.”El vestuario transforma al personaje, sin caracterización la ópera sería solo música”, añade Ovidio Ceñera, quien reconoce que para seleccionar las piezas se ha dejado llevar por el “sentimentalismo”.

 

Una emotividad que le ha conducido a recuperar el bellísimo kimono-batín que diseñó Franca Squarciapino para “Madame Butterfly”, de Giacomo Puccini.

 

“Este kimono es una joya, se adquirió en un anticuario de Londres y después se restauró en los talleres del Real”, desvela Ceñera mientras hace un repaso de la minuciosidad de los bordados de hilo de oro y plata sobre una seda en tonos blancos, rojos y negros.

 

Y, precisamente de este kimono de boda llama la atención su tradicional cinturón “Obi” adornado con un bellísimo cordón de pasamanería y realzado con piezas de cristal.

 

Otra de las piezas más importantes de la muestra es una capa de plumas de gallo negro cosidas una a una, ideada por el escenógrafo Pier Luigi Pizzi para “L’incoronazione di Poppea”.

 

Según cuenta Ceñera, han sido muchas las producciones que se han hecho en los últimos diecisiete años, pero ha querido sacar a la luz el vestuario de obras muy representativas como “La vida breve”, que formó parte del programa de reapertura del Teatro Real en octubre de 1997, junto al ballet “El sombrero de tres Picos”.

 

Ceñera se siente orgulloso del vestuario de “La vida es breve”, diseñado por Rosa García Andújar, quien con puntillas antiguas, sedas, organzas y gasas creó vestidos de aire español con volantes para vestir a la gitana rica y también a la pobre.

 

Para “Las bodas de Fígaro”, de Mozart, “Renata Schussheim reflejó con enorme acierto, la diferencia de clases sociales entre los personajes que forman parte de esta opera”, asegura Ceñera.

 

En la exposición también se incluye el complejo y vanguardista vestuario creado por Wojciech Dziedzic para la obra “El Público”, de García Lorca.

 

Esta muestra, que estará abierta hasta el 17 de mayo, es la primera de las actividades que ha organizado el Teatro Real para celebrar la Semana de la Ópera, que arranca la primera semana de mayo.

 

“En el escenario debe haber espectáculo y los vestidos también son espectáculo”, concluye Ceñera.

Fotografía facilitada por el Teatro Real del vestuario de 'La vida breve', de Manuel de Falla, con figurines de Rosa García Andújar, dentro de la exposición "Vístete de Ópera", que el Museo del Traje acoge entre el 30 de abril y el 17 de mayo.

Fotografía facilitada por el Teatro Real del vestuario de ‘La vida breve’, de Manuel de Falla, con figurines de Rosa García Andújar, dentro de la exposición “Vístete de Ópera”, que el Museo del Traje acoge entre el 30 de abril y el 17 de mayo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada