La aerolínea TAP suprime por la huelga 52 de los 191 vuelos previstos hoy

 Una pasajera pregunta por su vuelo a una trabajadora en el mostrador de facturación de la aerolínea TAP en el aeropuerto de Lisboa (Portugal), el pasado viernes.

Una pasajera pregunta por su vuelo a una trabajadora en el mostrador de facturación de la aerolínea TAP en el aeropuerto de Lisboa (Portugal), el pasado viernes.

La huelga de pilotos de la aerolínea portuguesa TAP cumple hoy su tercer día y por el momento su impacto es similar al de las jornadas previas, con menos de un 30 % de los vuelos programados cancelados.

 

Según informó un portavoz de la compañía, desde la medianoche y hasta las 13.00 (hora local), de las 191 conexiones previstas fueron realizadas 139 y suprimidas 52.

 

Los números son similares a los presentados por la empresa -propiedad del Estado luso y en pleno proceso de privatización- en los dos primeros días de movilización, con la cifra de cancelaciones oscilando entre el 25 y el 30 %.

 

La incidencia de la huelga de pilotos afectó de forma más acentuada al aeropuerto de Oporto -debido en parte a que la mayoría de conexiones fijadas por los servicios mínimos partían de Lisboa-, donde volvieron a registrarse largas filas frente a los mostradores de la aerolínea de pasajeros que buscaban información para saber cuándo podrán volar.

 

Desde TAP no facilitaron datos sobre el seguimiento de este paro, pero revelaron que la adhesión de los pilotos es mayor en el caso de aquellos que trabajan para su filial Portugalia.

 

El sindicato convocante de esta huelga -que se prolongará hasta el 10 de mayo- emitió un comunicado en el que censuró a los gestores de la compañía y al Gobierno por atribuir los problemas financieros de TAP a paros como los de hoy.

 

En este sentido, reclamaron a los administradores que vendan la división deficitaria que el Grupo tiene en Brasil -especializada en manutención e ingeniería- con el objetivo de evitar despidos en Portugal.

 

“Las amenazas de cerrar la TAP no pasan de ser propaganda política y confirman que la intención del Ejecutivo no es salvar la aerolínea, sino destruir el poder reivindicativo de los sindicatos”, señalaron los pilotos.

 

La aerolínea, líder en pasajeros transportados entre Portugal y España y entre Europa y Brasil, vuela a 88 destinos en África, Europa y América, cuenta con una plantilla de más de 5.000 personas y una flota de 77 aviones.

 

Durante los diez días de huelga, se calcula que tendrían que ser operados 3.000 vuelos con cerca de 300.000 pasajeros a bordo, de los cuáles solo el 10 % -unos 300- están garantizados por los servicios mínimos.

 

Los pilotos justifican esta paralización por el incumplimiento del acuerdo alcanzado en diciembre con el Gobierno y la administración de TAP para desconvocar una huelga en plenas navidades, y le exigen al Ejecutivo la recuperación de complementos salariales congelados desde 2011.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: