Román Rodríguez apela a la responsabilidad de las familias respecto a la prueba de 3º de primaria

El conselleiro de Cultura y Educación, Román Rodríguez, en el pleno del Parlamento. ANA VARELA.

El conselleiro de Cultura y Educación, Román Rodríguez, en el pleno del Parlamento. ANA VARELA.

El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, hace un llamamiento a la responsabilidad de las familias en el que alcanza a la prueba de 3º de Primaria, ya que el alumno es el principal beneficiado en la medida en que los resultados que se deriven permitirán diseñar políticas de mejora del sistema educativo en general.

 

En su intervención ante el pleno del Parlamento, Román Rodríguez explicó que para “poder mejorar hay que conocer dónde se está y cuál es el punto de partida” y, en este sentido, la evaluación “es la mejor forma para descubrir las posibles lagunas o debilidades en la metodología y en el funcionamiento del proceso de aprendizaje y de enseñanza”. “No hay que tener miedo a saber dónde se está para poder avanzar y mejorar”, indicó el conselleiro, quien recalcó que esta prueba se hace “con el afán de mejorar el sistema, no para discriminar ni segregar al alumnado”, sino que “es el propio sistema educativo lo que se somete la evaluación y a examen”.

 

Según dijo, esta prueba permitirá conocer desde lo inicio que grado de competencias adquieren nuestros niños y niñas, detectar lo antes posible posibles carencias y poner en marcha medidas correctoras. Por tanto, según el conselleiro, oponerse la esta prueba significa perjudicar al conjunto del sistema pero, sobre todo, a aquellos alumnos que presenten mayores carencias o debilidades educativas.

 

El conselleiro recordó que la prueba de 3º prácticamente la misma que la que implantó el Gobierno socialista y que lleva funcionando hace años, sin ninguna llamada al boicot. Esto corrobora, según el conselleiro, que el actual rechazo a la prueba de 3º de Primaria “no se fundamenta en cuestiones pedagógicas ni educativas, sino en un “posicionamiento político” contra la LOMCE. Por eso invitó a los grupos parlamentarios la que no hagan demagogia y alimenten mensajes “que sólo perjudican a nuestros niños”.

 

Asimismo, Román Rodríguez descartó el término “reválida” ya que la prueba carece de valor académico en el expediente del alumno y, además, no se van a establecer rankings de centros. Frente a las críticas a la misma, insistió en que los escolares serán los principales beneficiados, puesto que los resultados de las pruebas permitirán adoptar medidas de mejora en la enseñanza.

 

Un elemento más de refuerzo
La prueba de 3º de Primaria –que en Galicia se realizará los días 27 y 28 de este mes- se configura cómo una evaluación individualizada sobre el grado de destrezas, capacidades y habilidades en dos competencias concretas: comunicación lingüística y matemáticas. Diseñada por la Consellería de Cultura y Educación, es una herramienta metodológica complementaria, un elemento más de refuerzo educativo tanto a nivel de centros como de alumnos.

 

Según recalcó el conselleiro, sigue la misma estructura que la evaluación de diagnóstico de 4º que establecía la LOE y que se venía haciendo nos últimos años, con el añadido de que ahora las familias van a recibir un informe sobre su niño o niña, del que antes no disponían. Es decir, se trata de una evaluación diagnóstica individualizada de carácter informativo y orientador para los alumnos, para los centros, para las familias y para la Administración educativa, cuyos resultados servirán para mejorar los procesos de docencia y de aprendizaje.

 

En este sentido, el responsable de Educación del Gobierno gallego se comprometió a seguir trabajando por la mejora y la calidad de la enseñanza, apostando por un sistema más flexible, con atención personalizada y orientado a la prevención de problemas a través de la evaluaciones, impulsando la cultura del esfuerzo, la autonomía de los centros y buscando conseguir la igualdad real de oportunidades.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada