El empleo de las personas con discapacidad crece un “esperanzador” veinte por ciento

El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Ignacio Tremiño (c); el presidente de Down España, José Fabián Cámara (i), y el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda (d), antes de inaugurar el XIV Encuentro Nacional de Familias de Personas con Síndrome de Down, este viernes en Ávila.

El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Ignacio Tremiño (c); el presidente de Down España, José Fabián Cámara (i), y el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda (d), antes de inaugurar el XIV Encuentro Nacional de Familias de Personas con Síndrome de Down, este viernes en Ávila.

El empleo de las personas con discapacidad ha crecido hasta septiembre de este año un “veinte por ciento” en relación con el año pasado, unos datos que el director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Ignacio Tremiño, ha calificado de “esperanzadores” pero “muy lejos de la normalización”.

Ignacio Tremiño ha advertido, en declaraciones a los periodistas, de que “aún hay cuarenta puntos de diferencia” en la tasa de población activa con discapacidad en comparación con las personas sin discapacidad.

En el XIV Encuentro Nacional de Familias de Personas con Síndrome de Down, que reúne hasta el lunes en Ávila a unas seiscientas personas, Tremiño ha señalado que uno de los retos principales del Gobierno pasa por la aplicación de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que España ratificó en 2008 para la autonomía total de estos ciudadanos.

En este punto, ha destacado el papel que juegan las familias a la hora de la integración y “normalización” de las personas y, especialmente de las que tienen discapacidad, ya que se busca que la familia sea el “apoyo” de estas personas y “no el tutor”.

Al respecto, el presidente de la asociación Down España, José Fabián Cámara, ha señalado los “nuevos” retos que se plantean a las personas con Síndrome de Down, que pasan, sobre todo, por la “normalización”, la inclusión educativa y la inserción laboral.

La asociación está a punto de presentar, en este sentido, el Plan de Acción 2015-2020, que aborda veinte retos que coinciden con los “momentos” que una persona con Síndrome de Down se va encontrando a lo largo de su vida.

“Por más que la letra lo diga, la escuela sigue sin ser inclusiva”, ha reprochado José Fabián Cámara con respecto a uno de los principales retos que se plantean, de modo que “la escuela sigue pensando que hay que normalizar al niño, cuando lo que hay que normalizar es la escuela”.

Asimismo, se plantean alcanzar una vida independiente y la integración laboral, además del envejecimiento, para que éste sea “lo más tardíamente posible”, algo que, en su opinión, se consigue “con vida independiente”, pero también para que la vejez sea “lo más dinámica posible”.

En el marco del encuentro, además, se entregará a la ONCE el Premio Trébol de Down España, asociación que calcula que en España existen unas 36.000 personas con Síndrome de Down.

El presidente de la Fundación ONCE, Miguel Carballeda, ha resaltado que su gran objetivo es “normalizar el mundo de la discapacidad”, en el que trabajan todas las entidades que desarrollan su labor en esta materia.

Carballeda ha subrayado el trabajo “muy importante” que llevan a cabo las asociaciones de apoyo a los discapacitados, especialmente, en unos tiempos “muy difíciles”, en los que estas personas “se han ido quedando en los últimos vagones del tren”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada