La nueva valoración de daños por accidentes podría aprobarse antes del verano

 Accidente de un autobús en Portugal en la localidad de Serta, en la región central de Castelo Branco.

Accidente de un autobús en Portugal en la localidad de Serta, en la región central de Castelo Branco.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha mantenido este miércoles una reunión con asociaciones de víctimas de accidentes de circulación en la que ha asegurado que la reforma del conocido como Baremo de Indemnicaciones estará aprobada en dos meses. Así lo han confirmado representantes de algunas de las asociaciones presentes en el encuentro.

 

A la reunión ha asistido una representación de asociaciones y federaciones como CERMI, ASPAYM, PREDIF, FEDACE, Stop Accidentes, AESLEME o PAT-APAT, que se han encontrado con el ministro, el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Ricardo Conde y el secretario general técnico, Julio Fuentes.

 

Sobre esta reunión, la directora de AESLEME, Mar Cogollos, se ha mostrado “gratamente satisfecha” con la respuestas del Ministerio. Según ha explicado, Catalá ha mostrado la “intención” de su departamento de aprobar este medida “en dos meses”, así como que cuenta con la complicidad de la mayoría de los grupos parlamentarios.

 

En cuanto al texto que será trasladado al Congreso –en una semana se termina el periodo de enmiendas– Cogollos ha indicado que “aunque todo es mejorable” se ha completado un “baremo mucho mejor que el que existía hasta ahora”.

 

A su juicio, este resultado es parte del “consenso al que se ha llegado entre compañías de seguros y asociaciones”, una actitud que “debería tomarse como ejemplo para otras cosas”. “Todos hemos cedido en algún aspecto, pero es importante que en temas como la seguridad vial, que afecta a miles de personas, haya consenso”, ha insistido.

 

Del mismo modo se ha expresado Eugenia Domenec, de PAT-APAT, quien ha resaltado que el texto final es una “satisfacción” tras el consenso alcanzado. Al igual que Cogollos, Domenc aclara que cada parte ha tenido que “renunciar” a cosas, de manera que se trata de un baremo “que no es de nadie”, pero sí se trata de “una mejora muy importante”.

 

“Y es muy importante que se haya dado voz en una comisión de expertos a las víctimas, es la primera vez que estamos presentes, sobre todo en una ley tan importante y que afecta a tanta gente”, ha indicado.

 

Aún así, desde PAT-APAT se muestran “expectantes” y “preocupados” teniendo en cuenta de que el texto está en el tramite parlamentario en periodo electoral. “Por eso nos hemos reunido con todos los grupos, uno por uno, para manifestar nuestro interés en que se apruebe esta norma”, ha explicado Domenec, que añade que la promesa de Catalá es aprobar la norma “antes de verano”.

 

UN TEXTO CON CARÁCTER “MÁS ACTIVO”

 

Por su parte, el Ministerio de Justicia ha destacado ante los representantes de las asociaciones de víctimas que la relevancia de este Proyecto de Ley se basa en que afecta prácticamente a la totalidad de la población española, puesto que todos son susceptibles de sufrir un accidente de estas características. Para Catalá, “existía, sin embargo, una carencia a la hora de homologar el nivel de las indemnizaciones que ahora se ha subsanado”.

 

Para el titular de justicia, las reformas legislativas emprendidas asumirán el objetivo de reparar de forma íntegra los daños y perjuicios padecidos, teniendo en cuenta las circunstancias personales, familiares, sociales y económicas de la víctima, incluyendo la pérdida de ingresos y la pérdida o disminución de la capacidad de obtener ganancias.

 

Además, apunta que se introduce un principio de objetivación, mediante el cual las indemnizaciones se ajustarán a unas reglas y límites establecidos en el sistema. Se amplían, además, las situaciones susceptibles de generar esa indemnización, adecuándolas a la realidad social, de forma que se contemplarán estructuras familiares, como las parejas de hecho, que hasta ahora no habían sido reguladas.

 

En el caso de las indemnizaciones por secuelas del accidente, se refuerza la reparación del gran lesionado y se integran los conceptos de perjuicios y daños emergentes, como pudieran ser los gastos asistenciales futuros, ha apuntado el departamento que dirige Catalá, que destaca también como novedad la posibilidad de indemnizar a las personas por el perjuicio económico sufrido cuando su ocupación sea la de ama de casa.

 

UNA MEDIDA “MEJORABLE”

 

A pesar del consenso que parece haber entre asociaciones, la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) se ha mostrado crítica con el nuevo baremo que considera “bastante mejorable”. Su presidente, Francisco Canes ha señalado que con la nueva medida “serán las arcas del Estado, y no las compañías de seguros, las que paguen parte de las indemnizaciones”.

 

“Se carga al sistema de salud y de pensiones con gastos que deberían asumir las aseguradoras. Con este baremo y leyes adyacentes se financian entre todos los sueldos y beneficios del sector asegurador”, ha denunciado.

 

Además, destaca que con la nueva reforma del baremo “se valora más estudiar que el trabajo en el hogar, el latigazo cervical desaparece y se legisla contra la evidencia científica en el síndrome de estrés post traumático”. “Se mejora a los familiares de fallecidos y a los graves lesionados”, lo que, a su juicio, “no quiere decir que se les trate con justicia”, pero recuerda que “se eliminan derechos al 99 por ciento de las víctimas de accidentes y sus familias”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada