Consejo y Eurocámara alcanzan un acuerdo sobre el presupuesto de la UE para 2015

 El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, comparece ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara en Bruselas, Bélgica.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, comparece ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara en Bruselas, Bélgica.

El Consejo y el Parlamento Europeo (PE) alcanzaron hoy un acuerdo provisional sobre el presupuesto de la UE para 2015 más ajustado que la primera propuesta del Ejecutivo comunitario y que amplía en 4.800 millones de euros la dotación para pagar las facturas pendientes.

El acuerdo, que todavía necesita el visto bueno final de los Gobiernos y del pleno del PE, sitúa en 141.200 millones de euros el nivel de pagos, el monto anual máximo de desembolsos que se derivan de los compromisos actuales y pasados que deben efectuarse.

Respecto a los compromisos -el importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer la Unión Europea durante un año-, éstos se cuantifican en 145.300 millones de euros.

“Sabemos de las dificultades por las que atraviesan los Estados miembros, pero fueron ellos mismos los que dieron luz verde a unos contratos que ahora hay que pagar”, dijo el presidente de la Comisión de Presupuestos de la Eurocámara, el liberal francés Jean Arthuis, tras el acuerdo.

La cantidad en facturas pendientes acumuladas ha aumentado de 5.000 millones de euros en 2010 a más de 23.000 millones en 2014, por lo que la Eurocámara ha centrado la mayor parte de su estrategia negociadora en aumentar la partida para pagos pendientes.

Con ese mismo objetivo, los negociadores del PE pusieron otra condición para llegar a un acuerdo: que la Comisión Europea presente un plan en 2016 para reducir hasta niveles sostenibles el número de facturas impagadas por la Unión.

Por su parte, la eurodiputada y miembro de la comisión de Presupuestos del PE, Eider Gardiazabal (PSOE), afirmó que aunque esperan que el presupuesto represente un impulso sustancial para el crecimiento y especialmente para las pymes, “esta lejos de lo que queríamos”.

“Aunque el presupuesto comunitario solo es un 1 % del PIB europeo, debería actuar como un imán para los inversores”, añadió la eurodiputada vasca, ponente del presupuesto europeo para 2015.

Los presupuestos contendrán finalmente 45 millones de euros adicionales en investigación y desarrollo y otros 16 millones de euros más para intercambio de estudiantes, como el programa Erasmus+.

También se ha incrementado en 32 millones de euros la partida a política exterior y otras como las de la agencia Frontex o la de supervisión bancaria (en cantidades que aún deben ser publicadas).

“Este acuerdo evita el colapso y garantiza la credibilidad de la UE”, señaló por su parte el eurodiputado popular portugués José Manuel Fernandes, quien destacó igualmente que las cuentas de 2015 “serán también un instrumento para promover el crecimiento y el empleo”.

El pasado 28 de noviembre, la Comisión Europea presentó un nuevo proyecto de presupuesto comunitario ante el fracaso del anterior.

El primer borrador, presentado en junio, planteaba unas cuentas con unos pagos de 146.420 millones de euros, lo que suponía un 8,1 % más que el año anterior, y unos compromisos de 146.380 millones, es decir, un 2,6 % más que en 2014.

La Comisión ha conseguido tras semanas de intensas negociaciones su objetivo de lograr un acuerdo a tiempo para que sea respaldado en la última sesión plenaria de la Eurocámara, que se celebrará del 15 al 18 de diciembre en Estrasburgo (Francia).

En caso contrario, si no se llega a un acuerdo antes del 31 de diciembre, la norma es que el 1 de enero del año siguiente se comenzaría a aplicar el sistema conocido como las “doceavas partes”, que permite un gasto mensual de hasta una doceava parte del presupuesto del año anterior.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada