El Ibex logra un avance semanal pese a perder un 0,52% el viernes

El Ibex-35 cerró el viernes con un descenso de medio punto porcentual gracias al soporte de Inditex, Repsol y CaixaBank, los únicos tres grandes valores que cerraron la sesión con alzas o repitiendo precio.

 

El grupo textil igualó la cotización de la víspera, mientras que el rebote del 0,2 por ciento de CaixaBank y el alza del 0,08 por ciento de Repsol limitaron los descensos.

 

Popular también ayudó a que la caída no fuera mayor, pese al lastre que supuso para el Ibex los descensos del 0,6 por ciento de Telefónica y del 0,35 por ciento de Santander.

 

“Semana muy positiva para las bolsas europeas (…) fruto principalmente de la caída del euro frente al dólar, que al cierre del pasado viernes se acercaba peligrosamente a niveles de 1,15 (…) Cerrará la semana en el entorno del 1,10, completando una de las semanas más bajistas del año”, dijo Daniel Pingarron, analista de IG Markets.

 

En la semana, el selectivo ha ganado un 1,7 por ciento a 11.535,9 puntos, superando la cota psicológica de los 11.500 puntos, que había perdido a finales de abril, pese a perder en la sesión un 0,52 por ciento.

 

IAG bajó con fuerza liderando los descensos del Ibex con una caída del 2,28 por ciento tras anunciar Iberia la emisión de un bono por 125 millones de euros como primer paso para financiar la compra de ocho aviones Airbus anunciada el año pasado.

 

Los mercados en Europa se vieron lastrados tras conocerse que la confianza empresarial alemán se deterioró ligeramente en mayo por primera vez desde octubre y el Xetra de Francfort se dejó un 0,42 por ciento.

 

Los grandes valores europeos agrupados en el Footsie 100 ganó un 0,26 por ciento.

 

Con respecto a la situación de Grecia, los líderes europeos dijeron el viernes a Grecia que tenía que volver a la mesa de negociaciones para lograr un acuerdo antes de que se quede sin fondos.

 

La prima de riesgo de la deuda española a 10 años frente a su homóloga alemana subió ligeramente hasta 118 puntos.

 

Entre los peores del Ibex también destacó Indra que lleva semanas analizando su reestructuración tras anunciar fuertes pérdidas desde el cuarto trimestre del año pasado.

 

Al margen del selectivo, las acciones de Amper se dieron la vuelta y subieron un 4,825 por ciento tras anunciar que abría un periodo de dos días para que los inversores que decidieron acudir a su ampliación de capital pudieran revocar las órdenes.

 

Previamente, la compañía advirtió que había tropezado con un nuevo escollo en el proceso de reestructuración de su deuda, que le obligará a solicitar el apoyo unánime de sus acreedores para modificar una cláusula en el acuerdo de financiación pactado.

 

En caso de no lograr este apoyo, Amper dijo que podría verse obligada a solicitar el concurso de acreedores.

 

Quabit continuó con los descensos tras anunciar esta semana una ampliación de capital y se dejó un 5,2 por ciento en la sesión.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada