Miles de alumnos se preparan para una selectividad en extinción

Examen de selectividad en la facultad de Ondontología de la UCM.

Examen de selectividad en la facultad de Ondontología de la UCM.

Alrededor de 200.000 estudiantes de toda España, de ellos cerca de 30.000 madrileños, se preparan estos días para el examen de selectividad que tendrá lugar a primeros de junio, a solo dos años de que esta prueba general de acceso a la universidad desaparezca por aplicación de la reforma educativa.

 

El calendario de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) prevé que la nueva evaluación final de Bachillerato se efectúe por vez primera al finalizar el curso 2016-2017.

 

En esa primera ocasión no tendrá efectos académicos, es decir, no será necesario superarla para obtener el título de Bachillerato, aunque sí se tendrá ya en cuenta en el nuevo modelo de acceso a la Universidad para los alumnos que procedan de estos estudios secundarios.

 

Además, el Ministerio de Educación y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) acordaron en 2014 que el acceso de los titulados de FP superior a las universidades tendría un período transitorio de tres años, en el que los campus podrían optar entre mantener el sistema actual de admisión o aplicar el nuevo modelo derivado de la Lomce.

 

Así, estos titulados podrán entrar directamente con la nota media de FP o realizando la prueba específica de la actual selectividad, según decidan las universidades, o con el nuevo sistema, que prevé que los campus fijen procedimientos de admisión en las enseñanzas de grado.

 

Asturias, Navarra y La Rioja han convocado los exámenes ordinarios de selectividad para esta misma semana, pero la mayoría de comunidades autónomas, entre ellas Madrid -los días 9, 10 y 11-, las han previsto para la segunda semana, y Castilla y León y Andalucía, para la tercera.

 

Navarra adelanta también las pruebas extraordinarias a la última semana de este mismo mes de junio para los que suspendan o quieran subir nota.

 

Otras seis regiones darán una segunda oportunidad entre la primera y la segunda semana de julio (Asturias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Canarias, La Rioja y País Vasco).

 

El resto de autonomías ha optado por septiembre como mes para las pruebas extraordinarias.

 

La selectividad, tal y como recuerda Educación en su página web, consta de una fase general obligatoria y otras específica voluntaria con la que se puede subir nota.

 

Cada ejercicio de ambas fases permite al alumno elegir entre dos opciones y puede ser realizado en las lenguas oficiales de cada comunidad autónoma.

 

En la fase general se realizarán 4 exámenes (5 si hay lengua oficial de la comunidad autónoma): Lengua castellana y Literatura; Lengua extranjera a elección del alumno: alemán, francés, inglés, italiano o portugués; Historia o Filosofía a elección del alumno y una materia de modalidad de Bachillerato que también elija.

 

Se aprueba al obtener una nota igual o mayor a 5 como resultado de la suma del 60 % de la nota media de Bachillerato y el 40 % de la calificación de la fase general, siempre que se haya obtenido en esta fase general al menos un 4.

 

En la fase específica el alumno decidirá cuántos ejercicios realiza, hasta un máximo de cuatro, pero sólo contarán las notas de un máximo de dos materias que estén relacionadas con la rama del conocimiento de la titulación a la que desea acceder el alumno.

 

La fase específica puede subir hasta 4 puntos la nota de admisión.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada