La prudencia mantiene al Ibex plano a media sesión

La prudencia por el devenir de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores mantenía a la bolsa española en tierra de nadie mediada la sesión del miércoles.

 

“Salvo valores concretos que se mueven por noticias o en reacción a los movimientos bursátiles recientes, parece que la consigna es esperar”, dijo un operador. “Grecia centra gran parte del interés y las declaraciones hasta el momento no parecen concluyentes”.

 

El ministro español de Economía se mostró convencido en París de que habrá un acuerdo y dijo que la salida del país heleno de la eurozona no está en la mesa mientras que su homóloga portuguesa hablaba de un acuerdo “hoy, mañana” o “dentro de muy poco”.

 

El primer ministro griego dijo que el acuerdo buscado pretende poner fin a los escenarios de salida del euro en un mercado que también espera noticias de la reunión del Banco Central Europeo, que podría instar a Atenas a aceptar un acuerdo.

 

El valor protagonista del selectivo español era el proveedor tecnológico para la industria de viajes Amadeus, que perdía más de un 9 por ciento penalizado por el anuncio de la aerolínea alemana Lufthansa de que aplicará un recargo de 16 euros a los billetes no reservados a través de sus propios canales.

 

Las constructoras también se situaban de nuevo en la parte baja de la tabla, con Sacyr perdiendo un 1,5 y ACS, FCC, perdiendo entre un 0,5 y un uno por ciento.

 

El sector se ha visto especialmente castigado tras las elecciones municipales por la incertidumbre sobre grandes contratos públicos y los escándalos de corrupción centrados en operaciones inmobiliarias.

 

En el otro extremo destacaban Gamesa o BME y Dia con subidas próximas al uno por ciento.

 

Entre los valores de mayor peso predominaban las alzas, con repuntes en los bancos y Telefónica.

 

El Ibex sumaba a las 12.59 horas un 0,18 por ciento, a 11.291 puntos, mientras que el paneuropeo Eurofirst 300 subía un 0,28 por ciento.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada