Zaragoza exhibe el espíritu de la cultura norteamericana captado por Schapiro

El fotógrafo estadounidense Steve Schapiro posa para los medios durante la presentación de una exposición dedicada a su obra.

El fotógrafo estadounidense Steve Schapiro posa para los medios durante la presentación de una exposición dedicada a su obra.

Sus fotografías trascendían la pura imagen para captar el alma de las personas y convirtieron en universal la esencia de la cultura y sociedad norteamericana de la segunda mitad del siglo XX, como se puede observar en la retrospectiva que sobre Steve Schapiro se inaugura hoy en Zaragoza.

 

Se trata de la segunda exposición de Photo España 2015 que se exhibe en el Centro de Historias de la capital aragonesa hasta el 23 de agosto y que muestra por primera vez en España imágenes tomadas a lo largo de 50 años de trabajo de uno de los grandes maestros del fotoperiodismo.

 

Alumno del fotógrafo W. Eugene Smith, Steve Schapiro (EE.UU., 1934) comenzó su carrera como fotógrafo documental y más tarde trabajó para los estudios cinematográficos de Los Ángeles, con los que tomó algunas de las imágenes más conocidas de los protagonistas de películas como Taxi Driver o El Padrino: Robert de Niro, Jodie Foster, Al Pacino o Marlon Brando.

 

Imágenes que han trascendido no por el autor que las hacía sino por el icono al que retrataba, ya que Schapiro “se disuelve” en su propia obra, como ha explicado en rueda de prensa el gerente de la sociedad Zaragoza Cultural, Juan José Vázquez.

 

Según Juan José Vázquez, Schapiro ha sido “uno de los fotógrafos que mejor ha sabido aprovechar los recursos que ponía a su disposición la cultura de masas”.

 

Pero también era “muy cabezón”. Se propuso ser fotógrafo de la revista Life y lo consiguió pero “no se durmió en los laureles” sino que su interés era estar detrás de la noticia y con el objetivo de ir “más allá” de la propia imagen hacía un trabajo “casi como un periodista de investigación”, ha relatado el comisario de la exposición Mario Martín, quien ha trabajado directamente con el autor para montar la exposición.

 

Una muestra en que la que se reflejan las diferentes etapas en la vida profesional de Schapiro, quien supo plasmar “con ojo crítico” los cambios que se produjeron en la sociedad americana en la segunda mitad del siglo XX.

 

Así, se pueden contemplar imágenes de las marchas por los derechos de los negros y de las minorías, escenarios del entorno del hotel donde asesinaron a Martin Luther King, el glamour que desprendía la primera dama Jacqueline Kennedy, la calidez de hogares como el de la actriz Goldie Hawn o la personalidad del mítico Andy Wharhol y su séquito, además del trabajo que realizó para foto fija en los estudios de cine tras dejar Nueva York a raíz del declive de los grandes semanarios.

 

Son medio centenar de imágenes, la mayoría en blanco y negro, que se complementan con cuatro fragmentos de vídeo explicativos de cada una de las secciones y con el estreno en España del documental realizado por la televisión francesa “Steve Schapiro y los iconos de norteamérica”, aunque en versión original con subtítulos en francés.

 

El autor de las imágenes, de 81 años, no ha podido viajar a España para acompañar su primera exposición en el país, como ha explicado el comisario, quien ha asegurado que Schapiro se ha arrepentido después tras ver el resultado del montaje.

 

Schapiro es uno de los fotógrafos vivos más influyentes de nuestro tiempo y su obra ha sido mostrada en numerosas publicaciones monográficas, en las revistas más importantes como Life, Vanity Fair, Newsweek, Time, Rolling Stone o Paris Match, y exhibida en todo el mundo.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada