García Tejerina defiende en Milán los valores de la dieta mediterránea

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (7i), posa para la foto de grupo con los galardonados del concurso de Desafíos sobre buenas prácticas innovadoras en alimentación y sostenibilidad, durante su visita el Pabellón de España en la Exposición Universal de Milán 2015

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (7i), posa para la foto de grupo con los galardonados del concurso de Desafíos sobre buenas prácticas innovadoras en alimentación y sostenibilidad, durante su visita el Pabellón de España en la Exposición Universal de Milán 2015

La ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, hizo hoy en Milán una apasionada defensa de los valores de la dieta mediterránea, “fruto del mestizaje de culturas”.

 

Durante una reunión ministerial de alto nivel en el marco de la Exposición Universal de Milán 2015, García Tejerina declaró que “la dieta mediterránea es una realidad única, fruto del mestizaje de culturas, alimentos y elaboraciones diversas”.

 

“Desde hace milenios, los pueblos mediterráneos han desarrollado su manera propia y reconocible de entender, preparar y compartir los alimentos”, explicó.

 

España ha sido históricamente “un punto de encuentro de civilizaciones”, que por su situación geográfica ha sido escenario de intercambios de población y costumbres entre los diversos extremos del Mediterráneo, lo que ha quedado reflejado en su dieta.

 

A la trilogía clásica del trigo, vid y olivo, junto a frutas, verduras y pescado, “habría que añadir un condimento esencial para entender la dieta mediterránea: la sociabilidad”. “Nos sentamos a la mesa para comer juntos”, añadió.

 

La ministra recordó que la palabra “dieta” procede del griego “diata”, que significa originalmente “estilo de vida” y que en el caso mediterráneo significa “paisajes, cultivos, mercados, sabores, perfumes, colores, fiestas, todo ello y más aún integrado en la cocina y alrededor de una mesa”.

 

“España -dijo- comparte esta forma de entender la vida con “los cerca de 65 millones de turistas que nos visitan al año”.

 

La intervención de García Tejerina ha tenido lugar en un Foro Internacional de Agricultura denominado “Desde Expo 2015 y mas allá: Agricultura para alimentar el planeta”, en su segunda sesión dedicada precisamente a debatir sobre “Agricultura, alimentación y cultura”.

 

Participan cerca de medio centenar de ministros de Agricultura, así como unos 400 delegados procedentes de 115 países y organizaciones internacionales.

 

Entre ellos figuran el director general de la FAO, José Graziano da Silva; el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, o el expresidente de Brasil Luiz Inàcio Lula da Silva, promotor de la iniciativa “Hambre Cero”.

 

Uno de los objetivos del foro -de dos días de duración y que finaliza mañana viernes- ha sido analizar el papel de la agricultura y la alimentación en el desarrollo y la seguridad alimentaria, pero también destacar la importancia de sus valores culturales.

 

En este sentido, García Tejerina ha recordado que España, Marruecos y Grecia apoyaron la iniciativa que llevó a la UNESCO a incluir en 2010 a la dieta mediterránea en el elenco del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, subrayando que la “Carta de Milán” afirma que los alimentos “son un patrimonio cultural”, que requiere ser protegido.

 

La “Carta de Milán” es el documento oficial que recoge el legado de la Expo y ha sido realizado por 500 expertos que han abordado el tema del desarrollo sostenible y el derecho a la alimentación, centrándose también en reducir el desperdicio de alimentos, y la necesidad de potenciar las inversiones en investigación y la seguridad alimentaria.

 

La Exposición Universal de Milán 2015, que permanecerá abierta hasta el próximo 31 de octubre, pretende convertirse durante seis meses en un gran foro global sobre los retos de la alimentación en el siglo XXI, entre ellos cómo producir de forma sostenible alimentos suficientes, nutritivos e inocuos para una población mundial que se espera que alcance los 9.000 millones de personas en 2050.

 

El Pabellón de España -uno de los 54 países que cuentan con pabellón propio en Expo Milán- recoge a través de dos propuestas expositivas -“El viaje del sabor” y “El lenguaje del sabor”- los beneficios de la dieta mediterránea y la revolución culinaria que ha convertido a los chefs españoles en referentes internacionales.

 

Durante su visita al pabellón, García Tejerina participó hoy en una ceremonia de entrega de diplomas a los ganadores de un concurso denominado “Desafíos sobre buenas prácticas innovadoras” en los campos de la alimentación y la sostenibilidad.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada