Sáenz de Santamaría cree necesario adoptar medidas para que las pymes sean competitivas en el exterior

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que ahora que las empresas españolas vuelven a vender en España, uno de los principales retos es abordar qué medidas se deben adoptar para que las pymes ganen tamaño para competir fuera. Además, en la III Cumbre de Internacionalización que ha tenido lugar este jueves, la vicepresidenta ha señalado también la necesidad de avanzar en la diversificación geográfica de las exportaciones.

 

La internacionalización, que supone uno de los principales motores económicos de la economía española, tiene dificultades ante las que “hay poner facilidades a los empresarios para que puedan superarlas”, ha señalado Sáenz de Santamaría. En este sentido, ha destacado la labor de financiación del ICO, cuya tarea se ha multiplicado por cinco en el primer trimestre de 2015. Además, dijo que se debe ayudar a la pyme a identificar nuevos clientes y socios en otros países.

 

En este contexto, el Gobierno tiene la responsabilidad de ayudar a afrontar el proceso de internacionalización y por ello “no va a renunciar a las medidas que han ayudado a crear empleo y crecer”.

 

El 70% de las exportaciones españolas se dirigen a países europeos, con rentas altas y una demanda positiva. No obstante, Sáenz de Santamaría ha señalado la necesidad de ser capaces de competir en países con otras características, como América Latina, para adquirir las competencias necesarias para hacer frente a los posibles retos del futuro.

 

Además, ha destacado la importancia del sector exterior en el crecimiento de la economía española. Así, ha afirmado que España ha dejado de asociarse con la crisis y que ahora se habla de recuperación.

 

INTERNACIONALIZACIÓN COMO POLÍTICA DE ESTADO

 

Por su parte, el presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, Balbino Prieto, ha reclamado en su intervención que “la internacionalización se convierta en política de Estado”, ya que “no puede ser competencia exclusiva de un Ministerio”. En este sentido, Prieto ha instado a la Administración Pública a apoyar a las empresas del país para salir al exterior, y ha pedido que lo haga mediante políticas fiscales, financieras y laborales convenientes.

 

Asimismo, ha manifestado que este proceso tampoco debe depender en exclusiva del impulso de las grandes empresas, que en muchos casos han sido el gran motor de la internacionalización. En este contexto, Prieto considera necesario apoyar a las pequeñas y medianas empresas para que superen las barreras actuales para su competencia en el exterior.

 

Además, entre sus peticiones ha hecho un llamamiento a los partidos políticos y a la sociedad española para que tomen conciencia de la importancia de la internacionalización de las empresas en el crecimiento de la economía. Para ello, ha asegurado, es necesario que la economía y el comercio internacional se conviertan en materias de estudio troncales de todos los planes de estudios y, particularmente, de los estudios universitarios.

 

Junto a estas modificaciones en el modelo educativo, Prieto ha hecho referencia a la importancia de aumentar la inversión en I+D, ya que “el mayor o menor conocimiento será el parámetro que marque la diferencia”. Actualmente, España invierte en este sector un 1,24% del PIB, cifra “insuficiente” para apoyar el desarrollo interior y exterior.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada