La rehabilitación cardíaca centrada educación y ejercicio reduce en un 26% la mortalidad por enfermedad cardiovascular

La rehabilitación cardíaca, basada en la educación del paciente y la práctica de ejercicio, reduce la mortalidad cardíaca en un 26 por ciento y la mortalidad por otras causas en un 20 por ciento, han destacado la La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) en el marco de la presentación del Proyecto Mimocardio, iniciativa que pretende que este tipo de paciente, tras recibir el alta, sepa afrontar con optimismo y responsabilidad su patología, ya que casi el 30 por ciento de los pacientes considera que no debería cambiar sus hábitos de vida, contra lo indicado.

En este escenario, un reciente estudio científico publicado en ‘Euroaspire IV’ ha demostrado que, tras un evento cardiovascular, cuatro de cada cinco pacientes siguen con sobrepeso tras seis meses, el 49 por ciento continúa fumando, menos de un tercio logra las cifras de colesterol adecuadas, y solo el 53 logra controlar su tensión arterial.

Asimismo, una investigación publicada en ‘Revista Española de Cardiología’ constata que el 65 por ciento de los pacientes cardíacos desconoce varios aspectos de su enfermedad. El 24 por ciento no sabe indicar qué tipo de cardiopatía padece y, en cuanto a la gravedad, el 23 por ciento la desconoce, el 29 por ciento la considera inferior a la real y el 22 por ciento no sabe determinar si su enfermedad será relevante en su pronóstico.

“La modificación de los hábitos de estos pacientes para lograr un estilo de vida saludable se traduciría en un menor número de reingresos e influiría directamente en su cantidad y calidad de vida”, explica la coordinadora del proyecto Mimocardio y presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC, Almudena Castro. “Para lograr este cambio de estilo de vida es imprescindible que el paciente conozca y entienda los motivos por los que debe hacerlo”, apunta.

No obstante, reconoce que “para llegar al paciente resulta ineludible incidir sobre los profesionales”. Estos deben comprometerse en aportar el conocimiento necesario a sus pacientes “de manera llana y educativa” para que ellos mismos se responsabilicen de su enfermedad en el día a día y además sepan identificar precozmente las señales de empeoramiento, añade el presidente de la SEC, José Ramón González-Juanatey.

Desigual en CCAA

Por otro lado, el estudio ‘Registro Español de Unidades de Rehabilitación Cardiaca’ (R-EUReCa), revela que en España a día de hoy existen 110 Unidades de Rehabilitación Cardíaca pero, aun así, “el acceso a estos programas es desigual entre CCAA e inexistente en algunas de ellas”. Además, muchas de ellas funcionan “a tiempo parcial, con escasez en la dotación humana y de material en muchos casos”.

A este respecto, la SEC destaca que el proyecto, para el cual ha colaborado Merk Sharp & Dohme (MSD), nace con el objetivo de complementar la rehabilitación cardíaca. La aplicación de programas educativos ha demostrado tener beneficios “ampliamente demostrados”.

Según detallan respecto a la iniciativa, para lograr que el paciente se implique más en su tratamiento, Mimocardio se desarrollará en dos fases. La primera ha consistido en sensibilizar al propio cardiólogo sobre la importancia de mantener una relación más estrecha con su paciente, transfiriéndole la responsabilidad de seguir con el tratamiento y recomendaciones médicas una vez éste se encuentra ya fuera del hospital.

Por su parte, la segunda, que se encuentra actualmente en fase de implantación, estará más centrada más en el paciente, en la que se han desarrollado distintos materiales para facilitar el autocuidado y que él mismo se convierta en el protagonista durante el seguimiento de su enfermedad.

Bajo el lema ‘¿Necesitas razones para mimar tu corazón?’, Mimocardio entregará un kit de herramientas a los hospitales adheridos al proyecto, para facilitar la formación del paciente: una plataforma digital con áreas específicas para el profesional y el paciente, folletos explicativos, vídeos educacionales para las salas de espera o juegos de naipes con retos diarios de vida saludable, entre otros materiales.

Además, se organizarán encuentros digitales periódicos y programados con cardiólogos y personal de enfermería con el fin de que los pacientes resuelvan todas sus dudas acerca de su enfermedad y el estilo de vida a seguir, informan.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada