Las negociaciones sobre el clima se aceleran en Lima

 El comisario europeo de Cambio Climático y Energía, Miguel Arias Cañete, habla durante la conferencia de cambio climático de la ONU (COP20), el 10 de diciembre de 2014 en Lima.

El comisario europeo de Cambio Climático y Energía, Miguel Arias Cañete, habla durante la conferencia de cambio climático de la ONU (COP20), el 10 de diciembre de 2014 en Lima.

Las negociaciones de la conferencia de cambio climático de la ONU (COP20) se aceleraban este jueves, cuando apenas resta día y medio para cerrar la conferencia de Lima, en la que es esperado en la jornada el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, insistió en la urgencia de dejar listo un borrador que permita trabajar de cara a la conferencia de París 2015, en la cual se debe aprobar un acuerdo multilateral para limitar el calentamiento global.

“Insto a todas las delegaciones a resolver los asuntos de procedimiento y entregar un borrador de texto de negociación con estatus formal que permita comenzar a trabajar en las sesiones de febrero próximo”, dijo Ban al instalar la plenaria de este jueves.

“No tenemos tiempo que perder”, resaltó.

Los delegados de 195 países reunidos desde hace casi dos semanas enfrentan una creciente presión para acordar un texto que indique de qué manera disminuirán las emisiones de carbono y cómo se financiará a las naciones pobres impactadas por el cambio climático.

El pacto mundial debe ser aprobado en diciembre de 2015 en una conferencia en París, para que entre en vigor a partir de 2020.

El expresidente mexicano Felipe Calderón, que encabeza la comisión global de economía y clima, hizo un llamado a asumir mayores compromisos.

“Reducir las emisiones de carbono tiene un costo que muchos países y compañías privadas no quieren asumir”, cuestionó.

Pero “el crecimiento no tiene que significar contaminación. Podemos acceder a energías renovables al mejor precio que jamás hemos tenido”, resaltó Calderón.

Kerry se incorporará brevemente este jueves a las deliberaciones, y se reunirá con el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, cuyo país acogerá en un año la negociación final.

El gobierno estadounidense proyecta cortar hacia 2025 sus emisiones de carbono entre 26% y 28%, comparado con los niveles de 2005.

En acuerdo con Estados Unidos, China también se comprometió por primera vez a limitar sus emisiones y lo propio hizo la Unión Europea.

Los objetivos trazados por los tres grandes emisores de carbono -responsables de la producción de más de la mitad de los gases de efecto invernadero- conseguirían una reducción de temperatura de 0,2ºC a 0,4ºC hacia 2100, un nivel aún “insuficiente” para contener la proyección de calentamiento, según Climate Action Tracker (CAT), un conglomerado de organizaciones que siguen las políticas de cambio climático.

– Lento progreso –

“Está claro que el progreso de las negociaciones en los últimos diez días ha sido demasiado lento. El texto ha crecido en lugar de simplificarse”, dijo el delegado europeo para el clima, Miguel Arias Cañete.

Es la hora de “asumir decisiones con coraje y eso requiere que los países ingresen en áreas de menos confort”, consideró.

Las negociaciones están previstas para concluir el viernes a última hora.

El texto final debe dejar el camino abierto para acordar en la COP21 en París de qué manera se reducirán las emisiones de carbono a fin de limitar a 2ºC el aumento de la temperatura de la Tierra en relación a los niveles de la época preindustrial.

Las estimaciones actuales de los científicos advierten que con el actual nivel de emisiones de carbono, las temperaturas aumentarían a finales de siglo unos 4ºC, causando a futuro fenómenos climáticos extremos que amenazan la seguridad.

“La influencia de los seres humanos en el sistema climático es ahora indudable, y mientras más alteramos el clima, más riesgos corremos de sufrir impactos serios, permanentes e irreversibles”, alertó este jueves Rajendra Pachauri, a cargo del Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

“Afortunadamente, tenemos la forma de frenar el calentamiento y construir un mundo más próspero y sostenible”, dijo.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada