Bankinter mejora su estimación de tasa de paro para 2015 y la sitúa en 21,2%

Los analistas de Bankinter han mejorado sus estimaciones de tasa de paro para 2015 hasta el 21,2%, frente al 21,8% anterior, mientras que sitúan el dato de 2016 en 19,1%, frente al 19,8% anterior, aunque advierten de que “todavía queda un largo camino por recorrer, ya que la base de la que se parte es muy negativa”.

 

En un encuentro con la prensa, la analista Eva del Barrio ha explicado que 2015 será el año de la confirmación de la recuperación, con tasas de crecimiento “impensables” hace unos meses. No obstante, ha señalado que el país todavía se encuentra “lejos de los niveles previos a la crisis”.

 

Según sus cálculos, el PIB necesita todavía dos años más para recuperar lo perdido, aunque augura que si mantiene el buen ritmo de expansión actual, “podría ponerse a nivel de la media europea en año y medio”.

 

En este sentido, y teniendo en cuenta los principales indicadores, cree que el crecimiento podría acelerarse algo en el segundo trimestre de 2015 y contribuir a cerrar el año con un crecimiento medio del 3% y del 2,6% en 2016. “La clave ahora es que la recuperación que estamos viviendo no nos devuelva el modelo que trajo la crisis”, ha añadido.

 

REDUCCIÓN DEL PARO

 

De cara al próximo año, la analista espera ver una reducción en el número de desempleados y una estabilización de la población activa, aunque señala que la tasa de paro no se reducirá a cifras de un solo dígito en el futuro próximo.

 

Tras destacar la buena evolución de las altas en la Seguridad Social en lo que va de año, Del Barrio ha precisado que si se analizan los datos por sectores de actividad, las cifras “no son tan positivas”, ya que la actividad vuelve a concentrarse en áreas como la construcción, actividades inmobiliarias y Administración pública, frente a una expansión “más modesta” en áreas como la industria manufacturera.

 

En cuanto a los riesgos a los que ha de enfrentarse la economía española, la experta ha citado la cuestión griega y el riesgo político en un año en el que se van a celebrar cuatro convocatorias electorales.

 

“Esto puede plantear la incertidumbre de la continuidad del actual escenario económico con respecto a los siguientes trimestres y, particularmente, de cara a 2016, ya que las decisiones que se adopten en el ámbito político tendrán plena repercusión en el próximo año”, ha insistido.

 

En este sentido, alerta de la posibilidad de una cierta vulnerabilidad de lo económico derivada de una “hipotética inestabilidad política” consecuencia de un frágil equilibrio de pactos políticos de cara a la siguiente legislatura. “Podríamos ver una ralentización en la toma de decisiones de consumo e inversión a nivel doméstico”, ha afirmado.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada