El 45% de los padres europeos desconoce las medidas de seguridad que deben tener sus hijos en el coche

El 45% de los padres europeos desconoce la legislación que debe cumplir la silla de seguridad infantil para viajar en coche, según un estudio realizado por Britax a nivel europeo, que señala que los progenitores españoles son los más “informados” al respecto: el 29% desconoce la normativa.

 

Además, un tercio de los padres (33%) reconoce que ha llevado a su hijo en el vehículo sin esta sillita y un porcentaje similar (31%), que ha superado los límites legales de seguridad llevando un bebé a bordo.

 

En lo referente a las sillas de seguridad y el desconocimiento de la normativa, los autores del documento, titulado ‘Informe de Britaz sobre el estado de seguridad’, señalan que uno de los factores que ha podido contribuir es “el hecho de que se ha innovado y ampliado la oferta de productos en los últimos años”, lo que podría llevar a que los padres se encuentren con “una terminología que no siempre es sencilla de comprender”.

 

Sin embargo, subrayan que la normativa Europea sobre sillas de seguridad ‘i-Size’ (ECE R129) es “de vital importancia” y explican que dicha norma se implantará “en los próximos años”. Según Britax, la nueva regulación europea establece que la silla de seguridad infantil deberá colocarse en el sentido contrario a la marcha del vehículo hasta que el bebé tenga, al menos, 15 meses.

 

“El cambio de orientación se basará en el tamaño y la edad en vez de en el peso. Esto ayudará a los padres a identificar el momento en el que los niños están preparados para pasar a la siguiente silla de seguridad”, indican desde la empresa.

 

En todo caso, advierten de la necesidad de ofrecer “información más clara y consistente” a la ciudadanía para extender el conocimiento de la normativa vigente en materia de seguridad infantil en el vehículo y facilitar la elección de compra de los dispositivos de uso obligatorio, dado que la implementación de los avances tecnológicos “tienen un acceso inmediato en el estado de la seguridad”.

 

En este sentido, el análisis presentado subraya que casi un 20% de los padres europeos han gastado menos de 70 euros en la compra de la sillita de seguridad, y que el 18% invierte menos de una hora en ello.

 

“Casi un quinto de los padres europeos (18 %) admitió haber gastado más tiempo en la elección de su teléfono móvil o tableta que en primera sillita de seguridad para niños”, lamenta el estudio.

 

LOS ESPAÑOLES, LOS MÁS PREOCUPADOS

 

Aún así, destaca que los españoles son “con diferencia” los padres que “se preocupan más” al elegir la silla en la que viajarán sus hijos en coche, y señala que el porcentaje de padres que gastó menos de 70 euros es inferior al 5%. “Además, sólo el 8 % empleó menos de dos horas en informarse sobre su compra, mientras que un quinto (20 %) dedicó al menos un mes, y el 15%, los nueve meses del embarazo”, indica.

 

De hecho, España es, junto con Polonia, el país donde un porcentaje menor de padres (9%) reconoce haber viajado más de media hora sin una silla de seguridad adecuada para su hijo, y el país donde menos (5%) lo ha hecho más de veinte veces.

 

Por otra parte, de cara a la conducción, el informe señala que los padres “todavía corren riesgos al volante” cuando viajan con niños. Además del porcentaje de padres que se saltan los límites de velocidad (31%), el 16% reconoce utilizar el teléfono móvil sin manos libres mientras conduce, y el 9% viaja con el bebé en el regazo de algún pasajero.

 

“Resulta preocupante que los padres todavía corran riesgos que se podrían evitar –subraya– Además de que se infringe la ley en la mayoría de los casos, un niño que viaja sin los medios de seguridad necesarios está expuesto al peligro”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada