Madrid y Barcelona acumulan 1.200 millones en inversión de oficinas en 2015, un 150% más que en 2014

El volumen de inversión en oficinas de Madrid y Barcelona ha alcanzado en el primer semestre de 2015 los 1.200 millones de euros, casi un 150% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la consultora inmobiliaria JLL en un comunicado.

 

Asimismo, la consultora ha estimado que la cifra de inversión en oficinas para todo 2015 en Madrid y Barcelona podría superar los 2.500 millones de euros, sobre todo si se concreta la firma de la ‘Torre Espacio’ en Madrid. En 2014, la cifra acumulada fue de 2.116 millones.

 

En lo que respecta a Madrid, el volumen de inversión acumulado en estos seis primeros meses ha superado los 1.000 millones de euros, lo que representa casi la totalidad del volumen de inversión en 2014, que fue algo superior a 1.100 millones de euros.

 

En el segundo trimestre, datos reflejan un volumen de inversión de 558 millones y se consolidan como la cifra trimestral más alta desde que se reactivó la actividad inversora en la segunda mitad de 2014.

 

En lo que respecta a la tipología del vendedor y del comprador, el primero ha estado marcado por un carácter institucional, predominado por bancos tradicionalmente presentes en el mercado inmobiliario español, mientras que en el segundo el protagonismo ha sido para las socimis, como Hispania, fondos de inversión y compañías aseguradoras.

 

Además, sigue acentuándose la caída de las rentabilidades, marcando bajadas en todas las zonas. De hecho, sigue habiendo algún caso en el que las rentabilidades firmadas se han quedado por debajo del mínimo.

 

Por otro lado, en el caso de Barcelona, se ha obtenido un volumen de inversión de 158 millones de euros en el segundo trimestre de 2015, un 24% menos que en 2014. Asimismo, entre abril y junio se cerraron tres operaciones en la ciudad por un valor de 65 millones de euros.

 

Según expertos de JLL, la explicación de este ritmo en la compraventa de inmuebles de oficinas encuentra su razón de ser en la falta de procesos estructurados y en la escasez de ventas de inmuebles de gran tamaño. En este contexto, desde JLL han destacado que el producto de venta de Barcelona no cubre una décima parte de las necesidades de los inversores.

 

En lo que respecta a la rentabilidad prime en Barcelona se ha situado en el 5%, alcanzando niveles de 2008 y siguiendo con mucha presión a la baja. De cara al cierre de año, desde JLL estiman que el volumen total de inversión de oficinas en Barcelona rondará los 500 millones de euros.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada