Skoda Fabia 1.0 MPI Ambition – Fabia 1.4 TDI DSG Style, simplemente inteligentes

Skoda Fabia 1.0 MPI Ambition.

Skoda Fabia 1.0 MPI Ambition.

El fabricante checo Skoda ha hecho honor a su lema “Simplemente inteligente (Simply clever)” con la renovada gama del modelo Fabia, con el propósito de batallar en uno de los segmentos más reñidos y poblados del mercado, el B, que está formado por los coches de hasta algo más de 4 metros de largo.

 

El nuevo Fabia se puede elegir con modernos motores de gasolina y eficientes diésel de tres cilindros, que pueden ir ligados a cajas manuales de 5 relaciones o a la eficiente DSG automática de doble embrague de 7 velocidades.

 

No le falta de nada al Fabia -cuenta también con versiones familiares denominadas Combi, pero no de tres puertas- para plantar cara a sus hermanos de grupo (Seat, Volkswagen y Audi) y al nutrido grupo de modelos de la competencia.

 

El segmento B, el de los coches de hasta 4 metros de largo y con motores generalmente de entre 1 y 1.4 litros de cilindrada, es, con el de los compactos, el más disputado del momento, lo que ha llevado a la mayoría de las marcas a renovar sus modelos para no perder posiciones en un mercado en el nadie puede dormirse.

 

En el punto de mira del Fabia están los Audi A1, Citröen C3, DS3, Fiat Punto, Ford Fiesta, Hyundai i20, Kia Río, Lancia Ypsilon, Mazda2, Mini 5 puertas, Mitsubishi Space Star, Nissan Micra, Opel Corsa, Peugeot 208, Renault Clio, Seat Ibiza, Suzuki Swift, Toyota Yaris y Volkswagen Polo.

 

La crisis ha llevado a muchos compradores a dejar de lado la cara emocional de la compra para centrarse en elecciones más funcionales y económicas, bajando incluso peldaños en la escala y, en lugar de comprar el soñado compacto o berlina media, decantarse por un subcompacto del segmento B.

 

Skoda, al igual que el resto de marcas, no ha sido ajena a esta tendencia y ha presentado una tercera generación del Fabia con una imagen más dinámica, juvenil y proporcionada, y con la misma caja, versiones que se ajustan a distintas necesidades, como es el caso.

 

El Fabia, dentro de la gama Skoda, es el segundo modelo más vendido tras la berlina Octavia. Desde su lanzamiento en 1999, se han entregado cerca de 3,5 millones de unidades. Ahora presenta un diseño que exteriormente es más atractivo y que se puede elegir con pintura bicolor para hacerlo más juvenil o más deportivo.

 

Por lo que respecta a los dos propulsores protagonista de esta prueba contraste son el gasolina 1.0 MPI de inyección directa -perteneciente a la nueva gama de motores EA211- y el 1.4 TDI de gasóleo.

 

El 1.0 MPI es un tres cilindros con 75 CV de potencia máxima que alcanza a las 6.200 rpm, con un par máximo de 95 Nm entre 3.000 y 4.300, con una velocidad punta de 172 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 14,7 segundos, que gestiona una caja manual de cinco velocidades. El 1.4 TDI es un diesel de inyección por common-rail completamente renovado que tiene una potencia máxima de 90 CV que entrega entre las 3.000 y 3.250 rmp y un par máximo de 230 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm. La velocidad máxima es de 182 km/h y el paso de cero a 100 km/h lo hace con la caja DSG en 11,1 segundos.

 

Los dos cumplen la normativa de emisiones Euro6, llevan sistema de parada y arranque  automático (Star&Stopt) y recuperación de energía de frenada.

 

El 1.0 MPI se caracteriza por ausencia de una rápida respuesta a las demandas de energía. Al no montar turbo, la salida desde parado toma su tiempo, hasta 14, 7 segundo en el 0 a 100 km/h, lo que da una idea de la tranquilidad del utilitario equipado con este tricilíndrico, lo que no sucede con los modernos TSI de gasolina del Grupo Volkswagen.

 

Esto no impide que en autopista se puedan mantener cruceros de 120 km/h, eso sí siempre y cuando la carretera tenga pocas inclinaciones, porque las pendiente obligan a utilizar la caja para mejorar el rendimiento del motor. También los adelantamientos en carreteras secundarias hay que preverlos con antelación y medir el tiempo necesario para completar la maniobra. Las carreteras de montaña no son su mejor medio por esta notoria falta de empuje, consecuencia, en parte, por la elección para la caja de unos desarrollos muy largos para mejorar los consumos.

 

La marca ha homologado para el Fabia con este motor un consumo mixto de 4,8 litros a los 100 kilómetros recorridos, una cifra difícil de lograr si se le fuerza en carretera. Para obtener un ritmo vivo es fácil que el motor gire por encima de las 4.000 rpm, lo que penaliza el consumo. En ciudad y en atascos sí que es más fácil bajar el gasto gracias al Star&Stop, que muestra un funcionamiento correcto, aunque el sistema, en combinación con el asistente de arranque en pendiente, es algo más lento que los Star&Stop que equipan otros modelos de la competencia.

 

Por primera vez, el nuevo Fabia incorpora la caja de cambios MQ 100, cuyas principales ventajas respecto a la que sustituye son la reducción de peso y de consumo de aceite. La nueva caja de cambios pesa 26,6 kilogramos, 7,5 menos que la anterior, y necesita 1,2 litros de lubricante.

 

En el caso del 1.4 TDI, la tecnología de turbocompresión convierte al Fabia en un vehículo más ágil y más agradable de conducir sea en ciudad (la comodidad de la caja de doble embrague DSG es la mejor solución para los atascos) o en autovía o carretera de montaña. Las salidas desde parado no le incomodan a este utilitario de casi cuatro metros, que nos crea la sensación de llevar un motor más potente en vez de uno de 90 CV.

 

La caja DSG hace una perfecta gestión de las 7 relaciones, de manera que el doble embrague impide que haya perdidas de potencia en los diferentes saltos que le demandemos desde el acelerador.

 

La amortiguación del vehículo se ha diseñado para buscar el máximo confort de los pasajeros, lo que se nota a la hora de circular por pavimentos en mal estado o al enlazar varias curvas sinuosas consecutivas. El ajuste es blando y el coche parece que flota en vez de ir pegado al asfalto en la versión gasolina. Es una sensación que al principio transmite inseguridad al entrar en las curvas, pero que se va desvaneciendo según se van recorriendo más kilómetros, porque el coche se inclina pero sin más consecuencias.

 

Se trata de una apreciación porque el Fabia equipa de serie en toda la gama bloqueo electrónico del diferencial (EDS) y su XDS+ mejorada que asegura un comportamiento neutro del vehículo en curva.

 

En la segunda generación solo la versión RS del Fabia disponía de la función XDS. El EDS y el XDS+ impulsan las funciones dinámicas integradas en el ESC (Control Electrónico de la  Estabilidad). Actúan sobre el eje delantero. A velocidades lentas en curva hacen que se active a una aceleración lateral de tan solo 0,15 G (en la segunda generación del Fabia RS, se requerían 0,6 G).

 

En las curvas, la rueda interior no solo se ralentiza cuando se acelera, sino también cuando se frena o desacelera, por lo que el paso por curva es más seguro y rápido. No obstante, el 1.0 probado de gasolina aunque es el más potente de los MPI, hay otro por debajo de 60 CV. Tampoco el 1.4 TDI, aunque de éste hay que resaltar que el talante que muestra es más dinámico. El usuario del 1.0 busca un coche amplio y con consumos razonables con el que moverse por ciudad y hacer alguna incursión a la carretera.

 

El del TDI también, pero tiene claro que necesita solvencia en carretera cuando abandona la ciudad, lo que tiene garantizado. Bajo todas estas premisas Skoda ha diseñado un chasis para el Fabia que tiene como principal rasgo definitorio la comodidad de los ocupantes. El modelo se beneficia de una mayor anchura (30 milímetros más) tanto delante como detrás y una distancia entre ejes 5 milímetros más larga.

 

El nuevo Fabia está basado en el concepto modular de la tecnología MQB de Volkswagen referida a los motores, la dirección electromecánica y una gran parte de la electrónica (la arquitectura, las centralitas, el cuadro de instrumentos y los sistemas de infoentretenimiento y asistencia). Pese a haber añadido tecnología y comodidad, los ingenieros de la marca han logrado reducir el peso en 65 kilogramos respecto a la segunda generación.

 

El Fabia también estrena la C-EPS (columna de dirección asistidaeléctrica) que ahorra peso y combustible, y que sustituye a la dirección electrohidráulica utilizada anteriormente. La C-EPS utiliza un servomotor eléctrico de control programado en la columna de dirección para ayudar al conductor en los giros. Además utiliza menos espacio, por lo que se reduce el peso en 2,5 kilogramos y también el consumo.

 

En cuanto al diseño exterior, el nuevo Fabia es el primero en incorporar elementos del prototipo VisionC, que ha mostrado por donde va el lenguaje de futuro de la marca. También la división deportiva Skoda Motorsport ha sido fuente de inspiración para el diseño final.El Fabia es ahora nueve centímetros más ancho y tres centímetros más bajo. En el frontal destaca la forma geométrica de la parrilla, el logotipo de la marca en el capó y el diseño cristalino de las luces.

 

Visto de lado, el techo del Fabia se inclina suavemente hacia atrás, mientras que la ventana posterior lo hace de forma algo menos acusada que antes para resaltar el aspecto dinámico del coche. Los pasos de rueda tienen contornos acentuados y las aletas están más enfatizadas. Las puertas han sido rediseñadas desde un punto de vista deportivo y cuentan con los tiradores en forma de soporte. Las luces traseras, como es tradición en la marca, tienen forma de C.

 

Skoda, al igual que el resto de competidores, ha apostado fuerte por la personalización y porque el cliente haga su coche distinto al de los demás.

 

El Fabia está disponible en 15 colores de carrocería. Con la opción ColourConcept se puede elegir en blanco, rojo, plateado o negro la terminación del techo, de los pilares A, de la carcasa del retrovisor y de las llantas de aleación de 16 pulgadas. El interior también puede elegirse en cuatro esquemas de color. En el caso de la unidad probada de gasolina el color de la carrocería es negro, mientras que techo, pilares A y retrovisores van pintados en gris. En el interior se alternan el negro y el rojo cayenne (casi naranja) tanto en los plásticos duros -que restan algo de calidad al coche- como en los asientos.

 

El TDI analizado combina el verde metálico con el negro del techo, llantas y carcasas, lo que visualmente le hace más atractivo. Además monta el acabado Style, más elegante y donde prima el color negro para transmitir calidad y también deportividad.

 

El volante es multifuncional (en el TDI achatado por debajo) y desde él se pueden manejar los diferentes ajustes del coche (activar los asistentes de seguridad a la conducción), la radio o el teléfono, entre otros. En el centro del salpicadero destaca la pantalla integrada donde aparecen informaciones sobre el teléfono, sobre las emisoras de radio o el navegador. Se puede equipar con la función Mirror Link para que las aplicaciones del teléfono inteligente se puedan utilizar desde el coche.

 

El espacio es amplio y en el interior se pueden acomodar sin apreturas cuatro adultos y un menor que no precise sistemas de retención infantil. Si además lleva el techo panorámico (como es el caso del 1.4 TDI) la claridad y amplitud es mucho mayor, sin que se reste espacio en altura para los pasajeros traseros. El maletero tiene una capacidad de 330 litros, que según Skoda es la mayor del segmento. Su forma es cuadrada y es bastante aprovechable, más si lleva las soluciones “Simply clever” del fabricante checo para colocar y sujetar mejor la carga.

 

El Grupo Volkswagen ha hecho una apuesta fuerte por Skoda en 2015 frente a otra marca del grupo como es la española SEAT. Quiere que sus modelos sean la compra racional en un momento de ajustes como el actual, pero sin descuidar la lista de opcionales que empieza a parecerse a la de sus “hermanos” Volkswagen o Audi. Así, la pintura bicolor cuesta 320 euros, el Smartgate 95 euros, detector de fatiga 40 euros, el arranque sin llave (Easy Start) 200 euros), el sensor de lluvia 240 euros y el paquete “Simply Clever (papelera de puerta, soporte multimedia y red maletero)” 70 euros.

 

Las inserciones en aluminio pulido suponen un desembolso de 50 euros, el asistente de arranque en pendientes de 75 euros, el pedalier de aluminio de 85 euros), los antinieblas 200, los elevalunas eléctricos traseros de 165 euros, los sensores de aparcamiento delantero y traseros de 500 euros, el tempomat 140 euros, el asiento del acompañante regulable en altura de 55 euros y el apoyabrazos central con compartimiento porta objetos 110 euros, entre otros.

 

Para seguir siendo una opción de compra para los que buscan un coche bien hecho, amplio y fiable, Skoda ofrece una campaña de descuentos que suman más de 4.000 euros. Si además se entrega un coche para achatarrar de diez años o más el cliente recibe la ayuda directa de 750 euros que contempla el Plan PIVE 8 del Gobierno central, con lo que la tarifa final de ambos coches se reduce aún más.

 

FICHA TÉCNICA

————-

1.0 MPI 1.4 TDI DSG

——- ———–

Longitud 3,992 m.

Anchura 1,732 m.

Altura 1,467 m.

Distancia entre ejes 2,470 m.

Vía delantera 1,463 m. 1,457 m.

Vía trasera 1,457 m. 1,451 m.

Peso 1.055 kg 1.186 kg.

Capacidad depósito 45 l.

Capacidad maletero 330 l.

Coeficiente aerodinámico 0,32 Cx

Posición motor Delantero transversal

Alimentación 1.0 MPI Inyección indirecta

Alimentación 1.4 TDI Inyección directa por conducto

común. Turbo geometría variable

Cilindros Tres cilindros en línea

Cilindrada 999 c.c. 1.422 c.c.

Potencia máxima 1.0 MPI 75 CV a 6.200 rpm

Potencia máxima 1.4 TDI 90 CV entre 3.000 y 3.250 rpm

Par máximo 1.0 MPI 95 Nm a 3.000-4.300

Par máximo 1.4 TDI 230 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm

Transmisión 1.0 MPI Manual de 5 velocidades

Transmisión 1.4 TDI Automática de 7 velocidades

Velocidad máxima 172 km/h 182 km/h

Aceleración 0-100 14,7 seg. 11,1 seg.

Consumo medio 4,8 l. 3,6 l.

Emisiones CO2 108 g/km 94 g/km.

Impuesto de Matriculación Exento

Dirección Asistida electromecánica

Diámetro de giro 7,30 metros

Frenos delanteros Discos ventilados

Frenos traseros Tambores

Suspensión delantera Tipo McPherson/Resorte helicoidal

Suspensión trasera 1.0 MPI Eje multibrazo con barra

estabilizadora

Suspensión trasera 1.4 TDI Rueda tirada con elemento

torsional/Resorte helicoidal

Tracción Delantera

Neumáticos 175/70 R 14 185/60 R 15

Equipamiento de serie ABS + ESC + XDS

Precio 14.870 ? 17.885 ?

RESTO GAMA

————

Versión Cilindrada Potencia PVP

—————————————————————–

Gasolina

——–

Fabia 1.0 MPI Active 999 c.c. 60 CV 13.120

Fabia 1.0 MPI Ambition 999 c.c. 60 CV 14.370

Fabia 1.0 MPI Active 999 c.c 60 CV 13.620

Fabia 1.2 TSI Active 1.197 c.c 90 CV 14.120

Fabia 1.2 TSI Ambition 1.197 c.c 90 CV 15.370

Fabia 1.2 TSI Style 1.197 c.c 90 CV 16.320

Fabia 1.2 TSI Ambition 1.197 c.c 110 CV 16.070

Fabia 1.2 TSI Ambition DSG 1.197 c.c 110 CV 17.370

Fabia 1.2 TSI Style 1.197 c.c 110 CV 17.020

Fabia 1.2 TSI Style DSG 1.197 c.c 110 CV 18.320

Diesel

——

Fabia 1.4 TDI Ambition 1.422 c.c. 105 CV 18.020

Fabia 1.4 TDI Style 1.422 c.c. 105 CV 19.770

Fabia 1.4 TDI Ambition 1.422 c.c. 90 CV 18.120

Fabia 1.4 TDI Ambition DSG 1.422 c.c. 90 CV 19.420

COMPETENCIA DIRECTA

——————–

Modelo Cilindrada Potencia PVP

—————————————————————–

Gasolina

——–

Alfa Romeo Mito 1.4 1.368 c.c. 70 CV 14.700

Audi A1 1.2 TFSI 1.197 c.c. 86 CV 16.920

Citröen C3 1.0 PureTech 999 c.c. 68 CV 11.850

Dacia Sandero 1.2 1.149 c.c 75 CV 9.800

Fiat Punto 1.2 1.242 c.c. 77 CV 14.950

Ford Fiesta 1.2 1.242 c.c. 82 CV 13.150

Hyundai i20 1.2 1.248 c.c. 84 CV 15.750

Kia Rio 1.2 CVVT 1.248 c.c. 86 CV 15.390

Lancia Ypsilon 1.2 1.242 c.c. 69 CV 15.135

Mazda2 1.3 1.349 c.c. 75 CV 13.600

Mitsubishi 100 MPI 999 c.c. 71 CV 10.850

Nissan Micra 1.2 1.198 c.c. 80 CV 12.400

Opel Corsa 1.4 1.398 c.c. 75 CV 14.065

Peugeot 208 1.0 999 c.c. 68 CV 14.450

Renault Clio 1.2 1.149 c.c. 75 CV 14.200

Seat Ibiza 1.2 5p 1.198 c.c. 70 CV 14.750

Suzuki Swift 1.2 VVT 1.242 c.c. 94 CV 13.930

Toyota Yaris 5p 998 c.c. 70 CV 15.400

Volkswagen Polo 1.0 999 c.c. 75 CV 15.640

Diésel

——

Audi A1 Sportback 1.4 TDI AT 1.422 c.c. 90 CV 21.740

Citröen C3 e-HDi ETG6 1.560 c.c 92 CV 20.450

DS3 e-HDi ETG6 1.560 c.c 92 CV 23.725

Peugeot e-HDi ETG6 1.560 c.c. 92 CV 18.040

Renault Clio 1.5 dCi Dyn. EDC 1.461 c.c. 90 CV 18.300

Volkswagen Polo 1.4 TDI DSG 1.422 c.c 90 CV 20.770

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada