La celebración covelense de San Pedro de A Hermida busca hermanar a los vecinos y recuperar la tradición

san Pedro

Imagen de san Pedro de A Hermida datada en el siglo XII. La primitiva escultura podría haber formado parte de la capilla anterior. FERNÁNDEZ SENDÍN.

La capilla de San Pedro, en la parroquia covelense de A Hermida será testigo de una celebración de su patrono como antes, con todo su esplendor. La Comisión de la fiesta tiene muy presente el objetivo de que sirva para hermanar a todos los vecinos y para recuperar un tradición rica en religiosidad.

 

La capilla construida en 1904 quizá sobre otra existente alberga una imagen del santo con más de 800 años de antigüedad. Estuvo fragmentada, pero se recuperó gracias a la iniciativa e investigación del etnógrafo Maximino Fernández Sendín. En un folleto editado en la fiesta de 2001 Fernández Sendín cuenta toda la peripecia vital de la imagen. En resumen, gracias a la reparación del tejado se descubrió una piedra puesta a modo de pináculo con unos detalles grabados que resultaría ser el cuerpo de san Pedro. Por otra parte, un vecino que conservaba la cabeza de la imagen la entregó para su restauración. El celo por el patrimonio hizo que Fernández Sendín y varios vecinos reunir ambas partes para reconstruir la primitiva imagen que se dató por parte de expertos en prerrománico en el siglo XII. Entre las pistas que aseguran su antigüedad, una apunta a su pertenencia a una capilla anterior de la que se recogieron testimonios de tradición oral entre los vecinos y esto lo corrobora también la existencia, en las proximidades de esta localización conocida como ‘campo da capilla’, el paso de un antiguo camino medieval construido con la técnica de las calzadas romanas.

 

Este sábado, 4 de julio, se celebra san Pedro en A Hermida. Maximino Fernández Sendín que desde hace unos meses ha tomado la dirección de la fiesta de San Pedro de A Hermida como presidente de la Comisión y sus imiembros han decidido organizar la fiesta del patrono para que adquiera la antigua relevancia que tenía así como que sea un oportunidad para “hermanar” a los vecinos de esta parroquia de Covelo, Pontevedra, recuperando las tradición.
Bajo el lema ‘¿Quién es tu mejor hermano? -El vecino más cercano”, esta comisión “trata con ello de concienciar de que es necesario y saludable mantener una buena relación de convivencia, entre todos, pero en especial entre vecinos, pues son muchos los beneficios que esto aporta”, explica Fernández Sendín.

 

La imagen actual a la que se le rinde culto en la Capilla.

La imagen actual a la que se le rinde culto en la Capilla. FERNÁNDEZ SENDÍN.

Con este fin los miembros de la comisión han querido que ésta fiesta fuera “como las de antes”, con todo lo que pueda contribuir a fomentar la buena relación entre vecinos. Para ello, han organizado una comida de confraternización en la plaza del pueblo. También cuentan con banda de música y gaiteros. Para los niños tendrán lugar juegos infantiles tradicionales como carrera de sacos, carrera con el aro, tiro de cuerda, ‘la rapañota’ (lanzar al aire dinero y caramelos para los niños), baile de la escoba, concurso de dibujo.

 

Además habrá un ‘Serán’ con la actuación de un grupo de gaiteros y pandereteiras así como la actuación del Grupo ‘Talisman’. Para finalizar, una queimada a cargo del Gran Maestro de la Queimada ‘Xan da Cruz’.

 

Del mismo modo, la Comisión que preside Maximino Fernández Sendín trata de recuperar antiguas tradiciones y ritos, entre ellos la procesión que salía desde Covelo llevando pendón y la cruz procesional así como las imágenes de Santiago y la Virgen de los Dolores acompañada por una banda de música. Esta comitiva se encuentra más tarde en A Hermida con la procesión que sale de la capilla de San Pedro, presidida por la cruz parroquial y San Pedro y la Virgen del Carmen. Como es tradicional en este encuentro junto a la capilla, la persona que porta el pendón de Covelo y la que lleva la cruz de A Hermida al aproximarse hacen tres “enigmáticas y ancestrales reverencias” –califica así Fernández Sendín-, saltando y cayendo de rodillas hasta que se juntan y entrelazan, girando en sentido opuesto y el pendón que venía procedente de abajo (Covelo) pasa para arriba (A Hermida) y la cruz, va al lado opuesto. Del mismo modo las imágenes que vienen de Covelo y las que salen de la capilla de San Pedro en A Hermida a su encuentro, al aproximarse comienzan a hacer tres reverencias arrodillándose una enfrente de la otra hasta que se abrazan; y los que las portan y giran igualmente en sentido contrario pasando unos para arriba y los otros hacia abajo.

 

Urbano Lemos, Maximino Fernández Sendín (c) y Elena, miembros de la comisión de la fiesta, delante de la capilla de san Pedro de A Hermida, Covelo.

Urbano Lemos, Maximino Fernández Sendín (c) y Elena, miembros de la comisión de la fiesta, delante de la capilla de san Pedro de A Hermida, Covelo.

Finalizada esta ceremonia sigue la procesión hasta la capilla donde comienza la misa presidida por las cuatro imágenes: Santiago, la Virgen de los Dolores, San Pedro y la Virgen del Carmen.

“Se trata de recuperar no solo las tradiciones sino la buena vecindad, pues en esta sociedad moderna el ser humano tiende cada vez más a la individualización y esto no es bueno ni para el desarrollo de los pueblos y mucho menos para la estabilidad emocional de las personas, pues todos necesitamos de los demás” comenta el escritor Maximino Fernández Sendín, presidente de la comisión de esta fiesta.

 

Además se va a recuperar la tradición de que el día antes de la celebración, cuando se preparan las imágenes en la capilla y se colocan en las andas, a San Pedro se le lava la cara con vino para que al día siguiente no llueva. Y añade: “Así se hacía y así se hará y tampoco faltará la planta de maíz que San Pedro porta n la mano ese día en la procesión“.Cartel_programa

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada