El crecimiento económico y la creación de empleo alcanzan en la eurozona su nivel más elevado en cuatro años

El crecimiento de la economía del sector privado de la zona euro y la creación de empleo registraron en el mes de junio su nivel más elevado en cuatro años, según reflejan los datos del indicador PMI elaborado por Markit.

 

El índice PMI compuesto de la actividad total de la zona euro se situó en los 54,2 puntos en junio, lo que supone un aumento de seis décimas en comparación con los 53,6 de abril y una décima más en relación con la estimación preliminar de 54,1 puntos.

 

En esta línea, Markit remarca que la reactivación de junio también llevó la lectura media del índice correspondiente al conjunto del segundo trimestre a registrar su nivel más elevado en cuatro años.

 

El informe explica que los ritmos de crecimiento mejoraron en junio tanto en el sector manufacturero, donde marcó su nivel más elevado en un año, como en el sector servicios, donde se registró la expansión de la actividad comercial más rápida desde mayo de 2011.

 

Por países, los datos indican que Irlanda se mantuvo a la cabeza del crecimiento del PMI en junio, ya que su ritmo de expansión de la actividad total se aceleró hasta su nivel más alto en seis meses. España se mantuvo en segunda posición, a pesar de que su ritmo de crecimiento se ralentizó fuertemente hasta su nivel más bajo desde 2015.

 

Asimismo, el crecimiento económico se aceleró en Alemania, Italia y Francia en junio, alcanzando su nivel más elevado en dos meses, un año y 46 meses, respectivamente.

 

De hecho, subraya que la producción del sector manufacturero francés se expandió por primera vez desde mayo de 2014, lo que significa que el sector manufacturero y el de servicios de los cuatro países principales registraron un crecimiento simultáneo por primera vez desde abril de 2014.

 

IMPACTO DE LA CRISIS GRIEGA

 

“A pesar de la escalada de la crisis griega en la segunda mitad del mes, el índice PMI final de junio se situó ligeramente por encima de su estimación preliminar, lo que sugiere que la conmoción no ha tenido hasta ahora un impacto muy evidente en la economía real”, afirmó el economista jefe de Markit, Chris Williamson.

 

En este sentido, subraya que el dato de junio indica que el PIB ha aumentado en un 0,4% en el segundo trimestre en la eurozona, y la reactivación estuvo encabezada por España e Irlanda junto con un continuo crecimiento robusto en Alemania. Además, también destaca la mejora de la recuperación en Italia y Francia.

 

En su opinión, el estímulo del BCE, combinado con la baja inflación, parece que están incitando el gasto de los consumidores y de las empresas, compensando “la ansiedad por la salida de Grecia del euro”.

 

“No obstante, puesto que el crecimiento de los nuevos pedidos se ha ralentizado por tercer mes consecutivo, el estudio sugiere que está empezando a haber un poco de aversión al riesgo, lo que podría tener un impacto negativo en el crecimiento durante los próximos meses si la crisis griega no se resuelve pronto”, agrega.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada