Los auditores denuncian que la nueva ley no se ha consensuado y les aleja de Europa

Los auditores han denunciado que la nueva ley, que se está tramitando en el Senado, no se ha consensuado con el sector y les aleja de Europa, puesto que genera un sobrecoste de más de 100 millones de euros, equivalente a cerca de la sexta parte de la facturación del sector.

 

En un comunicado, REA+REGA-CGE ha asegurado que la nueva norma, que es “fundamental” para la transparencia y la seguridad de los mercados, es de muy difícil comprensión, crea una alta inseguridad jurídica y supone un incremento del 100% de los impuestos a la auditoría que repercute en las empresas auditadas.

 

Además, genera un incremento innecesario de la burocracia a los auditores y las tareas del regulador y afectará negativamente al mercado en general, sobre todo, a las empresas auditadas y a todo el sector de la auditoria.

 

En este contexto, los auditores muestran su profunda preocupación ante la aprobación de una norma que restará competitividad a España y no permitirá mejorar la transparencia y la independencia de los auditores.

 

Por este motivo, proponen crear con carácter urgente una mesa de trabajo con el Gobierno, los grupos parlamentarios y el sector para seguir trabajando en lograr una ley acorde con la posición de España en la Unión Europea.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada