Se observa una mayor presencia de compradores foráneos en las subastas españolas

mercado del arteEl mercado del arte ha registrado durante este año un comportamiento similar al de 2013 en número de obras exportadas, ya sea vendidas en España a compradores extranjeros o sacadas del país para su venta en el exterior, pero lo que ha aumentado es su valor, de 355 a 418 millones de euros.

Este es uno de los datos dados a conocer hoy durante el III encuentro de la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, que organiza el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y en el que participan profesionales del mercado del arte, la economía, el Derecho especializado y el mundo académico.

El secretario de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes de Patrimonio Histórico, Carlos González-Barandiarán, ha explicado que durante 2014 se ha solicitado permiso de exportación para 14.017 obras. De ellas, 3.386 piezas (un 24 % del total) se exportaron temporalmente, en su gran mayoría para préstamos a exposiciones o estudios científicos.

En cambio, en lo que supone estrictamente el mercado del arte, en lo que va de año un total de 3.373 piezas solicitaron exportación temporal con posibilidad de venta (24 %) y 7.258 exportación definitiva (52 %).

Por tipos de bienes, lo más exportado son piezas de numismática (40 % del total), seguidas por pinturas (13 %) y a una mayor distancia los muebles, objetos de artes decorativas, joyas, esculturas y libros y documentos, cada uno con un 5 % aproximadamente del monto global.

El aumento del valor económico de estos bienes supone por tanto que se han exportado “mejores piezas”, ha señalado González-Barandiarán, que ha explicado que, aunque en cantidad las monedas son las que más se venden al extranjero, en montante económico “la reina del mambo” es la pintura, al acumular un 58 % del total.

Vista general de la sala durante la presentación para subasta un cuadro.

Vista general de la sala durante la presentación para subasta un cuadro.

También indican estos datos una mayor presencia de compradores foráneos en las subastas españolas, así como que un mayor número de comerciantes nacionales están accediendo a ferias y clientes del extranjero.

Pero entre las solicitudes presentadas, la Junta de Calificación también denegó permisos de exportación, un total de 70, por ser del Patrimonio Histórico, y de ellos la Administración adquirió 27. Entre los que no pudo adquirir se encuentran “piezas arqueológicas muy importantes” fuera del alcance económico del Estado, pero que, al aflorar ahora, gozan de la máxima protección.

“La mejor forma de proteger el patrimonio es conocer lo que se tiene”, ha recalcado el secretario de la Junta de Calificación, que ha señalado que la crisis económica no ha traído consigo el afloramiento de las obras de patrimonio histórico que se preveía, lo que supone que la mayor parte de ellas estaban localizadas.

“Han aparecido cosas pero no tantas como pensábamos”, ha indicado González-Barandiarán, que ha señalado que tampoco ha salido “nada interesante” de las ofertas de dación en favor de impuestos (deudores con Hacienda que ofrecen obras de arte a cambio).

Para este experto, sería conveniente una reforma de la Ley del Patrimonio Histórico que fuera en el mismo sentido que la normativa europea, en el sentido de que los permisos de exportación de bienes culturales se vinculen con determinadas cuantías económicas y no sólo con su antigüedad.

“No todo bien cultural por tener más de cien años necesita un permiso de exportación”, ha indicado González-Barandiarán.

También ha recordado que la ley actual se aprobó en los años 80 como una forma de atajar el tráfico ilícito de patrimonio histórico que en esa época se encontraba en auge, una situación que cambió con el sistema de control de las Fuerzas de Seguridad y los inventarios que realizan las comunidades autónomas.

Ahora, además, existe un mercado cada vez más internacionalizado: “Que en una subasta el 80 % de las obras de arte se venda a extranjeros era algo impensable hace diez o cinco años”, ha señalado.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada