Báñez defiende el complemento para jubiladas con hijos para corregir la desigualdad de la mujer

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha defendido el aumento de la pensión para madres con dos o más hijos que se jubilen a partir del 1 de enero de 2016 porque, según dijo, se trata de corregir la desigualdad de la mujer en el ámbito de las pensiones públicas.

 

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Báñez indicó que las mujeres sufren una doble desigualdad a la hora de percibir sus pensiones, ya que por un lado tienen carreras de cotización más cortas (31 años de media frente a los 41 de los hombres) y, por otro lado, cobran prestaciones más bajas (un 38% menos).

 

Por ello, aseguró que esta medida trata de corregir esta “discriminación histórica” y añadió que “todo el mundo”, dentro y fuera de España, valora de forma positiva que se tenga en cuenta la aportación demográfica de las mujeres a la hora de percibir una pensión pública y no sólo la aportación económica.

 

“Con esta iniciativa, con la que España se coloca en la vanguardia de la UE, corregimos una importante discriminación histórica a las mujeres y proponemos un complemento de hasta el 15% para mujeres con más de dos hijos”, reiteró la ministra, quien señaló que no se hace como una “ocurrencia” sino atendiendo a una de las recomendaciones del libro verde de las pensiones del año 2012.

 

Por el contrario, el diputado del PNV Emilio Olabarría compartió con la ministra la necesidad de elevar las pensiones, ya que las españolas son de las más bajas de la UE, pero acusó al Gobierno de haber aprobado esta medida con tintes electoralistas.

 

“¿Considera razonable aplicar las únicas políticas natalistas en el segmento de edad configurado por las jubiladas de dos o más hijos y las viudas?”, le preguntó de forma irónica Olabarría, quien añadió que en cualquier país del mundo las políticas natalistas se focalizan en las mujeres en edad de procrear, entre los 16 y los 40 años.

 

En su opinión, no parece “razonable ni útil” ubicar políticas natalistas mediante la perspectiva del derecho que se producirá en 30 o 35 años después. “Subir las pensiones está bien como concepto, como principio general, pero en esta materia deberíamos evitar todos la extravagancia de esta medida y también el electoralismo, que para ello está el Pacto de Toledo”, subrayó.

 

La medida, incluida en el Plan de Familia aprobado por el Ejecutivo, contempla un aumento de la pensión del 5% para las mujeres que se jubilen y que tengan dos hijos, del 10% a partir de dos hijos y del 15% para las que tengan cuatro o más hijos.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada