La FAO pide 160 dólares anuales para cada persona hambrienta en el mundo

Erradicar el hambre en el mundo, con el horizonte 2030, requeriría 267.000 millones de dólares anuales (unos 240.000 millones de euros) en inversión en proyectos de protección social de áreas rurales y urbanas para que las personas que viven en la pobreza mejoren sus condiciones de vida. Por lo que se necesitarían 160 dólares anuales (unos 140 euros) para cada persona que vive en la pobreza, tal y como ha apuntado un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
El informe, que ha sido presentado en Roma este viernes, apunta a que pese a los progresos hechos en la última década todavía hay 800 millones de personas que no tienen suficientes alimentos.
Eliminar la desnutrición hasta 2030 es un elemento clave del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 de la nueva agenda post-2015 que la comunidad internacional ha adoptado tras el final del plazo de los objetivos del milenio.
“La conclusión del informe es clara: si no tomamos cartas en el asunto, en 2030 habrá 650 millones de personas más en situación de desnutrición crónica. Por ello estamos abanderando un nuevo enfoque que combine la protección social y esté centrado en inversiones en el desarrollo del medio rural”, ha asegurado el director de la FAO, José Graziano da Silva.
Así, el director del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (IFAD), Kanayo Nwanzeha, ha señalado la importancia de “dar las herramientas y recursos necesarios a agricultores de pequeña escala que puedan cambiar la realidad de comunidades que pasan por problemas severos de nutrición.
“No veremos mejoras en la reducción de la pobreza y el hambre a menos que se invierta seriamente en la población rural”, ha concluido Nwanzeha.
Por su parte, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin, ha llamado a cambiar la mentalidad y la forma en la que se ayuda a los más pobres, ya que el ciclo de la pobreza y el hambre no hace sino crecer.
“Se debe invertir en los más vulnerables y garantizar que con esas herramientas no solo superan el hambre sino que sacan el máximo de sus recursos y capacidades”, ha señalado Cousin.
El informe apunta cómo la comunidad internacional tiene que construir basándose en las experiencias positivas de algunos países que han implementado exitosamente una combinación de inversión y protección social para combatir el hambre y la pobreza tanto en zonas rurales como urbanas.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: