Renfe recorta a la mitad sus ‘números rojos’ en el primer semestre, hasta 60,2 millones

Renfe registró una pérdida neta de 60,2 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar a más de la mitad (un 52,6%) los ‘números rojos’ contabilizados un año antes, según datos de la compañía.

 

La operadora confía así en cumplir su objetivo de cerrar 2015 con una pérdida de unos 100 millones, la mitad respecto a la de 2014, en línea con su meta estratégica de conseguir el ‘break even’ a cierre de 2016.

 

Este es el fin último del plan ‘+Renfe’ que actualmente desarrolla la compañía ferroviaria, un conjunto de medidas dirigidas a elevar la rentabilidad de la empresa mediante la captación de nuevos viajeros y la mejora de la calidad y la eficiencia. Entre ellas, figura la de empezar a ofrecer ‘wifi’ a bordo del AVE a finales de año.

 

En cuanto a la primera mitad del ejercicio, la operadora obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 126,11 millones de euros, importe que arroja una progresión del 71% respecto a un año antes.

 

Los ingresos totales de Renfe aumentaron un 3,1% entre los pasados meses de enero y junio, de forma que sumaron 1.493 millones de euros, impulsados por el negocio de transporte de viajeros, que facturó 994 millones, un 4,2% más.

 

LOS INGRESOS DEL AVE CRECEN UN 6,2%

 

Los servicios de AVE y Larga Distancia aportaron el 64% de estos ingresos, dado que crecieron un 6,2% y facturaron 637 millones de euros en el semestre. En este periodo, transportaron 15 millones de viajeros, un 7,7% más.

 

De su lado, los trenes de Media Distancia convencional y los de Cercanías, considerados servicios públicos que reciben subvención del Estado, generaron los otros 357,8 millones, un 0,9% más.

 

De esta forma, la filial Renfe Viajeros logró recortar un 61% su pérdida en el semestre, hasta los 29,3 millones de euros.

 

También redujo sus ‘números rojos’ el negocio de Mercancías, que perdió 21,3 millones, un 37% menos, gracias a un ajuste de costes del 8%, y la división industrial de talleres (6,2 millones, un 60% menos).

 

Además de elevar los ingresos, Renfe también consiguió contener (-0,5%) sus gastos en la primera mitad del año, a pesar del aumento del 1,4% que experimentó su principal coste. Se trata del canon que paga a Adif por el uso de las vías, las estaciones de tren y otras infraestructuras ferroviarias, que supuso 312,2 millones de euros.

 

Respecto al capítulo financiero, a cierre del pasado mes de junio Renfe soportaba un endeudamiento de 4.956 millones de euros, importe un 3,3% superior al del inicio del ejercicio.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada