António Paulino, hacer de lo tradicional y artesano negocio

António Paulino con el presidente de Ponte de Lima, Victor Mendes, durante al Feira do Sarrabulho el 15 de febrero.

António Paulino con el presidente de Ponte de Lima, Victor Mendes (izq), durante al Feira do Sarrabulho el 15 de febrero.

Hay empresarios que ejercen un liderazgo de tanto carácter que su compañía es un fiel reflejo de cómo son ellos mismos. Hasta, en estos casos, sus trabajadores se identifican en los más pequeños detalles con su líder.
En visita a Minhofumeiros, Enchidos e fumados á moda de Ponte de Lima, en el Norte de Portugal se comprueba que su propietario y gerente Paulino António Gonçalves da Rocha es el ‘alma mater’ de esta empresa que supo convertir los tradicionales y artesanos embutidos ahumados de Ponte de Lima en una industria artesana próspera que sigue la esencia de los procedimientos seculares de la localidad para elaborar y comercializar las distintas partes del cerdo.

 

Como antaño, sus hornos queman madera de roble o de castaño para elaborar estos deliciosos ‘fumados’ que luego llegarán a distintos países como Francia o Brasil para su consumo.

 

El color verde corporativo ya es sinónimo de calidad, buen sabor de las excelencias de la carne porcina. Barriga fumada, chouriça de sangue, farinheira cura natural, sarrabulhas, lombo fumado, presunto da pá fumado, chouriço de cebola, tripa enfarinhada, alheira de vitela, farinheira de presunto e azeitonas, presunto fumado, salpicão Serra D’Arga, morcela com Arroz de Sarrabulho, belouras, chouriço de carne, chouriço de carne á Ti Casimiro, salpicão á Ti Casimiro, chouriça de pão son tan solo algunos de los sabores que se han convertido, por derecho propio, en sabores de Portugal.

 

António Paulino Gonçalves da Rocha es un hombre polifacético que interviene en todos los ámbitos de la empresa. Está al pie del cañón y sus empleadas y empleados admiran esta actitud vital. Tiene ideas claras que pone en práctica. Es original hasta en las tarjetas de visita que utiliza. Se preocupa desde la imagen corporativa hasta la decoración de la empresa. En Minhofumeiro, entre otras cosas, en la zona administrativa luce una extensa colección de figuras de cerdos en todos los materiales y de todos los tamaños y procedencias. Además, utiliza antiguas furgonetas pulcramente pintadas y tuneadas con su marca para anunciar en distintos lugares y en variados eventos la marca de embutidos tradicionales Minhofumeiro.

 

Le encantan las antigüedades que colecciona con fruición como manifestación de su gusto por la tradición en claro paralelismo al trabajo de las carnes porcinas de forma artesana que realiza su empresa. Viaja mucho para establecer nuevos acuerdos comerciales que hagan llegar muy lejos estos embutidos al estilo Ponte de Lima, como Rusia, aunque ahora el embargo ha paralizado los envíos a este destino.
Son ya 23 años de trayectoria profesional y 29 personas que trabajan en Minhofumeiro. Es incansable este empresario. Hace unos días lo veíamos audaz, en Expolima, en la Feira do Cavalo, dando a degustar a la ministra de Agricultura lusa, Assunção Cristas, algunos de sus productos mediante unas trabajadoras de Minhofumeiro perfectamente ataviadas con trajes regionales a la vez que se hacía la foto pertinente con la ministra.

 

Es todo un personaje que genera riqueza y hace país, António Paulino.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada