La petrolera Shell reduce su beneficio un 14 % y suprimirá 6.500 empleos

Logotipo de la Royal  Dutch Shell en un gasoliera.

Logotipo de la Royal Dutch Shell en un gasoliera.

La gigante petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell anunció hoy una reducción de su beneficio neto en el primer semestre del año del 14 %, frente a un año antes, hasta los 8.416 millones de dólares, y la reducción de 6.500 empleos en 2015.

Al presentar sus resultados preliminares no auditados, informó de que su beneficio bruto en el periodo fue de 11.411 millones de dólares, un 35 % menos que en 2014, lo que refleja el entorno económico difícil y la caída del precio del petróleo.

 

Shell tiene previsto reducir costes operativos este año por valor de 4.000 millones de dólares, equivalente al 10 %, y eliminará 6.500 puestos de trabajo, según indicó en su informe a la Bolsa de Londres.

 

La petrolera, cuarta del mundo por ingresos, tuvo en el primer semestre de este año una facturación de 138.108 millones de dólares, un 37 % menos, con unos gastos de producción y distribución de unos 19.131 millones de dólares, un 13,8 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

 

En su mensaje a los accionistas, el consejero delegado, Ben van Beurden, afirmó que la empresa “está preparada” para el periodo de decrecimiento en el sector y confía en las oportunidades que le traerá la fusión con su rival BG Group.

 

El pasado abril, Royal Dutch Shell adquirió la petrolera británica BG por 47.000 millones de libras (unos 67.000 millones de euros), en una de las mayores consolidaciones en el sector de la energía en los últimos años, que le abrirá al mercado del gas natural licuado.

 

Beurden dijo que la combinación de ambas empresas, que prevé completar el año próximo, “aumentará la liquidez de caja y creará un nuevo líder en gas natural licuado e innovación en aguas profundas”.

 

Cuando se complete la operación, “se reformará la compañía”, con la intención de reducir el gasto en exploración y de vender algunos activos, a fin de simplificar la estructura del negocio.

 

El consejero delegado dijo que, en el último semestre, Shell ha tenido “un rendimiento competitivo” gracias a su negocio integrado, que ha servido para “mitigar el impacto de los bajos precios del petróleo”.

 

“Debemos ser fuertes en un mundo en el que el precio del crudo permanecerá bajo durante un tiempo, sin perder de vista la recuperación”, declaró.

 

“Son tiempos difíciles para el sector, y estamos respondiendo con premura y decisión, y también con una sensación de entusiasmo por el futuro”, manifestó.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada