Las retiradas de las cuentas de ahorros de los brasileños alcanzan valores récord

brasil BancoLas retiradas de las cuentas de ahorros de los brasileños en los siete primeros meses del año superaron los depósitos en 40.990 millones de reales (11.711 millones de dólares), un valor récord para el período, informó hoy el Banco Central.

La pérdida del volumen ahorrado por los brasileños en los siete primeros meses de este año prácticamente dobla el saldo positivo del año pasado, cuando los depósitos superaron las retiradas en 24.030 millones de reales (6.865 millones de dólares).

 

Esa retirada hizo que el valor acumulado en las cuentas de ahorros de los brasileños cayera de 662.700 millones de reales (189.342 millones de dólares), a finales del año pasado, a 648.000 millones de reales (185.142 millones de dólares) el último día de julio.

 

Tan sólo en julio las retiradas superaron los depósitos en 2.500 millones de reales (714 millones de dólares), lo que supone el peor saldo para el mes en los últimos veinte años.

 

La fuga histórica de los recursos que los brasileños tienen en cuentas de ahorros es atribuida a la decisión del organismo emisor de elevar los tipos de intereses a sus mayores niveles en nueve años para combatir la inflación, lo que convirtió al ahorro en la opción menos atractiva para los inversores.

 

Mientras que la tasa de retorno del ahorro en los últimos doce meses fue de cerca del 7,43 %, por debajo de la inflación interanual (8,47 %), los intereses sobre inversiones en renta fija están en sus mayores niveles en años.

 

La reducción del ahorro igualmente es atribuida al aumento de la inflación y del desempleo, que ha obligado a las familias a hacer uso de los recursos que guardaban para financiar sus crecientes gastos.

 

La fuga de los recursos en las cuentas de ahorros se produce en momentos en que la economía brasileña se enfrenta a una de sus mayores crisis en los últimos años, con la inflación en su mayor nivel en doce años, el desempleo al alza y las cuentas públicas con un déficit histórico.

 

El propio Gobierno reconoce que, tras haber crecido tan sólo un 0,1 % este año, la economía brasileña se contraerá casi el 1,5 % en 2015, en tanto que para los economistas puede llegar al 1,8 %.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada