El zoo tradicional puede transformarse en lugar educativo y de protección de especies autóctonas amenazadas

Una gacela dorca que el Zoo de Barcelona ha contribuido últimamente a reintroducir en Senegal.

Una gacela dorca que el Zoo de Barcelona ha contribuido últimamente a reintroducir en Senegal.

Varias plataformas defensoras de los animales han creado el proyecto ZOOXXI, para intentar transformar las prácticas convencionales de los zoológicos y convertirlos en centros educativos y de protección de especies autóctonas amenazadas.

El director de la organización ‘Franz Weber’, para el sur de Europa y América Latina, Leonardo Anselmi, ha explicado a EFEverde el proyecto ZOOXXI que, junto con la organización Libera!, han lanzado para transformar los zoológicos.

 

Según Anselmi, todavía no han conseguido que se vincule la Administración, aunque sí han logrado el apoyo del sector académico institucional de Cataluña, en lo que ellos consideran “un programa profundamente técnico que intenta plantear una alternativa a los zoológicos tradicionales”.

 

Para Anselmi, los zoológicos tienen que seguir existiendo “pero con una gran transformación, ya que empiezan a ser mal vistos por una gran parte de la población, porque han dejado de ser lugares donde cuidan a los animales para recrear un negocio con un objetivo mercantil”.

 

“Nosotros lo que planteamos es que comiencen a tener una lógica más científica -ha indicado Anselmi-, para ello hemos elaborado un programa muy técnico que hemos dividido en cinco grandes puntos”.

 

El primer punto, ha añadido el portavoz de la plataforma, es cambiar el modelo educativo, “hemos aportado una serie de estudios científicos que vienen a determinar que la violencia con los animales está íntimamente ligada con la violencia entre los seres humanos”.

 

Anselmi opina que “quienes cometen actos de violencia contra los animales cuando son niños tienen mayor tendencia a cometer esos mismos actos de violencia con los seres humanos”.

 

Por ello, considera que “aquellos niños y niñas que han sido educados hacia la empatía con los animales, en el transcurso del tiempo, esa empatía no finaliza en las otras especies sino que redunda hacia la nuestra, lo que es una buena estrategia para evitar los problemas de violencia que tenemos en los centros escolares”.

 

En segundo lugar, el portavoz de la plataforma animalista ha manifestado que hay que hacer zoológicos donde, “en lugar de animales exóticos o salvajes, se priorice cada vez más las especies autóctonas, para terminar convirtiéndolos en centros de recuperación de estas especies”.

 

Para subrayar esta idea, ha argumentado que en la Península Ibérica hay cientos de especies que ya están en grave peligro de extinción y muy pocas de ellas están dentro de los zoológicos.

 

“Los zoológicos no están relacionados con los esfuerzos de conservación de esas especies, por eso apostamos por las estrategias de conservación in situ, en el propio hábitat natural de los animales, y no las estrategias ex situ, que son aquellas que quitan al animal de su hábitat natural, intentan reproducirlo en medio de una ciudad, y luego volver a reintroducirlo”, ha argumentado.

 

En tercer lugar, “entendemos que hace falta un zoo más divertido. Si llevamos a nuestros científicos, zoólogos, etc. a los sitios donde los animales habitan naturalmente, podremos tener todas las imágenes e información necesaria para poder mostrar ese material dentro de los zoológicos virtuales”, ha agregado.

 

“Pedimos un zoo más científico, donde sean los investigadores los que administren todo el contenido pedagógico sobre la biología de los animales, las estrategias para protegerlos y, finalmente, nos relacionemos en el zoo a partir de este conocimiento, y no tanto a partir de una visita de un domingo por la tarde”, propone Anselmi.

 

En el quinto punto, ZOOXXI propone un zoo más ciudadano, con el apoyo de profesionales de diferentes universidades del mundo.

 

“No solo el zoo de Barcelona sino de ciudades de otros países están interesados como son de Argentina, México o Uruguay, y que se han querido sumar al proyecto porque creen que hay un modelo científico al que el zoo tradicional les da la espalda”, ha concluido el director de la organización animalista ‘Franz Weber’.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada