El Banco de España advierte de que persisten riesgos para la economía

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, aplaudió el martes la recuperación de la economía nacional pero advirtió de que es todavía vulnerable y que debe prestarse atención a posibles desviaciones recaudatorias o de crecimiento que podrían amenazar la consolidación fiscal.

 

“A pesar de lo conseguido en crecimiento, empleo y restablecimiento de los equilibrios, estamos lejos de haber superado todos los factores de vulnerabilidad. Las dudas sobre la continuidad en el esfuerzo de reequilibrio económico, fiscal y financiero podrían poner fin y llevar a retrocesos en el enderezamiento conseguido”, dijo.

 

En una comparecencia parlamentaria con ocasión de analizar los Presupuestos de 2016, Linde vio factibles las proyecciones del proyecto y dijo que el coste presupuestario de los recortes de impuestos previsiblemente se compensará con el aumento de la recaudación por la mayor actividad económica, pero recomendó hacer un estrecho seguimiento para anticiparse a posibles desviaciones.

 

“La incertidumbre que rodea habitualmente a las estimaciones del impacto de los cambios impositivos, máxime en momentos de oscilaciones cíclicas acusadas, exigirá efectuar en lo que queda de este año y en 2016 un seguimiento de la recaudación que permita identificar riesgos de desviación y reaccionar a tiempo para impedir que estos se materialicen”, dijo.

 

También dijo que eventuales encarecimientos en los costes de la deuda o una desviación en el crecimiento previsto amenazarían la reducción prevista del déficit que podría no ser estrictamente cumplido en 2015.

 

“Que hay riesgo de no cumplir estrictamente el objetivo es cierto, hay riesgos pero no por un margen enorme, sino por un margen reducido”, dijo en respuesta a preguntas de parlamentarios.

 

El funcionario señaló que eventuales desviaciones a la baja en el crecimiento o un encarecimiento de los costes de financiación, dificultarían y harían más exigente el proceso de consolidación fiscal y añadió que las autoridades deberían estar “preparadas para tomar medidas”.

 

Tras reiterar que el paro y la deuda son los principales desequilibrios de la economía nacional, Linde confió en que en el último trimestre de 2016 la tasa de paro caiga hasta el entorno del 20 por ciento. El propio Gobierno estima una tasa de paro a finales de ese año en el 19,7 por ciento.

 

LAS REFORMAS Y LOS BANCOS

 

Como en otras ocasiones y en vísperas de la convocatoria de elecciones generales, Linde volvió a advertir sobre la necesidad de mantener el ritmo de reformas para ganar en competitividad y consolidar el crecimiento.

 

“Es fundamental perseverar en las políticas que fortalecen la confianza en nuestra economía”, dijo. “En particular, hacer más rápida la reducción del desempleo y asegurar la continuidad en la corrección del desequilibrio externo exigen mantener y, en lo posible, profundizar en las ganancias de competitividad”.

 

Sobre el nuevo programa de rescate a Grecia, el gobernador dijo que, pese a su complejidad, confía en que dará estabilidad a la eurozona.

 

“Este tercer rescate es, posiblemente, el más complejo y exigente de los hasta ahora acordados (…) el cumplimiento de este tercer programa con Grecia impulsará el crecimiento de la economía griega y reforzará el conjunto del área euro y su estabilidad”.

 

Aunque en su exposición inicial, el funcionario no se refirió específicamente a la situación de escasa rentabilidad en el sector bancario que, según analistas podría propiciar un nuevo movimiento de consolidación, reconoció ante los parlamentarios que era un escenario factible.

 

“Nuestra banca, como la de otros países europeos, tiene un problema de rentabilidad y de intensificación regulatoria muy fuerte (…) eso debe obligar a tomar medidas de diverso tipo y alcance”, dijo. “Si va a haber o no movimientos corporativos no lo sé y si lo supiera no podría decirlo, pero no me parece imposible”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada