El lácteo gallego valora la propuesta del ministerio pero urge una solución a las granjas “al límite”

Los sindicatos agrarios gallegos han valorado el documento trasladado este martes por el Ministerio de Agricultura a las tres partes integrantes del sector lácteo -representantes de los productores de leche, de la industria y de la distribución-.

 

Con todo, han advertido de que, en el caso concreto de Galicia, hay explotaciones que “no pueden esperar” y requieren una solución “urgente”, puesto que están “al límite” al cobrar precios “anormalmente bajos” y acumular “tres y cuatro meses sin cobrar”. Para ellas, reclaman medidas “inmediatas”.

 

Así se han pronunciado, consultados por Europa Press a la salida de una reunión de tres horas presidida por la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, tanto el secretario general de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García; como su homólogo de Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Francisco Bello y la de Sindicato Labrego Galego (SLG), Isabel Vilalba.

 

En concreto, según han señalado, el documento de Agricultura no incorpora la fijación de un precio mínimo para la leche en origen, al estilo del modelo adoptado por el Gobierno francés, sino que apela a industria y distribución para que se comprometan a abonar valores a los ganaderos que cubran sus costes de producción.

 

Entre otras medidas, el texto también plantea la necesidad de que la distribución indique lo que paga a la industria, para dar “mayor estabilidad y transparencia” a las relaciones contractuales en este sector, en el que las centrales sindicales denuncian que los productores “salen perjudicados” al estar en la parte inferior de la cadena.

 

“OPORTUNIDAD PERDIDA”

 

Una “oportunidad perdida” ha sido para Roberto García el encuentro de este martes, pese a recibir como “interesantes” las medidas que plantea el ministerio en el documento, que pretende ser una propuesta de acuerdo entre la producción, la industria y la distribución, para lograr que la leche no se utilice como ‘producto reclamo’ en las grandes superficies y los ganaderos perciban por ella un valor que, al menos, cubra los costes de producción en las granjas.

 

La propuesta será analizada ahora por las tres partes y después de la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea del próximo 7 de septiembre -entre los días 8 y 10, todavía por determinar- volverán a darse cita en la sede del ministerio, para posicionarse.

 

Si bien los representantes de los productores consideran “positivas” todas las propuestas de Agricultura, aunque “poco concretas”, apuntan que la distribución mostró “voluntad” para “dar pasos adelante” en este sentido pero perciben más reticencias por parte de la industria, según ha explicado Bello.

 

“Lo que hay aquí es un error de planteamiento, porque, ante la hemorragia, lo que hay que hacer es pararla, y luego ver cómo se arregla la situación”, ha expuesto el líder de UU.AA.

 

LA SENSACIÓN “NO ES MALA”

 

En la misma línea, el responsable de XX.AA., que aclara que su sensación tras la reunión “no es mala”, ha advertido de que “lo que busca el sector no es un parche” y que “queda mucho trabajo por delante”. “Para las explotaciones que están al límite hemos pedido que se habiliten ayudas de forma inmediata. Ha sido nuestra principal demanda”, ha incidido.

 

Igualmente, García ha subrayado que, si el fuese representante de una organización de otra comunidad autónoma, estaría satisfecho con la propuesta de acuerdo trasladada por el ministerio, pero que, “como gallego”, no puede más que expresar su “profunda preocupación”, puesto que los problemas específicos de explotaciones gallegas “no se han tratado”. “Y cada día que pasa nuestro problema es más grave”, ha apostillado.

 

“Necesitábamos resultados concretos en la parte de incremento del precio al sector productor, por lo que nuestra valoración en este apartado es negativa”, ha aseverado, por su parte, la secretaria general del SLG, Isabel García Vilalba, en alusión al hecho de que el documento, la propuesta de acuerdo presentada por el ministerio, “es genérico”, pero no establece un precio mínimo emulando el modelo francés.

 

Como García y Bello, Vilalba ha reconocido que “de cumplirse estos compromisos, la situación mejoraría”, en relación a medidas concretas exigidas a distribución, industria y productores. Pero, además de que “no ve” el compromiso de la industria, ha censurado que “seguir estudiando” el panorama del sector lechero “no se puede seguir defendiendo en agosto, cuando la situación es insostenible desde abril”.

 

“NO HAY TIEMPO”

 

“La gente no tiene tiempo. Tenemos que estar en la calle apoyando al sector y buscando el apoyo de la sociedad. No podemos estar en este ‘impasse’ eterno”, ha sentenciado.

 

En este escenario, las tres organizaciones agrarias con mayor representatividad en el campo gallego se reunirán en las próximas horas y ya estudian fechas para un encuentro de la plataforma en defensa del lácteo –que incorpora distintos agentes– para analizar un posible recrudecimiento de las protestas que protagonizan desde hace varias semanas.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada