Iberdrola paga a sus proveedores en una media de 14 días, 46 días antes del límite legal

El logo de Iberdrola visto en las oficinas principales de la empresa en Madrid.

El logo de Iberdrola visto en las oficinas principales de la empresa en Madrid.

Iberdrola paga a sus proveedores en un plazo medio de 14 días, 46 días antes del límite que fija la Ley, situado en 60 días, según se aprecia en el informe de auditoría consolidado del Grupo correspondiente al ejercicio 2014.

 

La compañía ha adaptado sus procedimientos y controles internos para cumplir con la legislación vigente y, en concreto, con la Ley 15/2010, que modifica la norma anterior de 2004, transpone la Directiva 2000/35/CE de la Unión Europea y establece medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

 

Según esta norma, a partir del 1 de enero de 2013 el plazo máximo de pago a proveedores quedaba fijado en 60 días, plazo que no puede ser ampliado aunque haya acuerdo entre las partes.

 

La legislación establece además que cuando el deudor incurra en mora, el acreedor tendrá derecho a reclamarle una indemnización. Asimismo, las sociedades deberán publicar de forma expresa las informaciones sobre plazos de pago a sus proveedores en sus cuentas anuales, tal y como viene haciendo Iberdrola.

 

El informe de auditoría muestra que a lo largo de 2014 Iberdrola realizó pagos a sus proveedores desde sus sociedades españolas en el mencionado plazo de 14 días por valor de 13.534 millones de euros.

 

Por otro lado, Iberdrola ha entregado recientemente el Premio al Proveedor del Año 2015, con el objetivo de incentivar y reconocer, en la gestión empresarial de sus suministradores, el desarrollo sostenible, la calidad, la internacionalización, la innovación, la responsabilidad social corporativa, la creación de empleo y la prevención de riesgos laborales.

 

En esta línea, el grupo ha presentado también su Programa de Innovación con Proveedores, con el fin de promocionar y acelerar el desarrollo de nuevos productos y servicios que resuelvan las necesidades futuras de la Compañía y le ayuden a dar respuestas a los retos del sector.

 

Dentro de su adaptación a las últimas novedades en el ámbito del gobierno corporativo, Iberdrola también ha puesto en marcha un buzón ético y un Código ético para proveedores y cuenta en su web con un apartado específico para ellos.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada