Adif prevé ingresar más de 1.000 millones en 2016 por la explotación de la red AVE

Adif Alta Velocidad, empresa pública encargada de construir y explotar la red AVE, prevé ingresar 1.025 millones de euros en 2016 por la gestión de esta infraestructura que el próximo año prevé superar los 4.000 kilómetros de longitud, según informó el presidente de la sociedad, Gonzalo Ferre.

 

El grueso de los ingresos, casi 600 millones de euros, proceden del canon que Adif cobra a Renfe por utilizar las vías, las estaciones y el resto de infraestructuras ferroviarias.

 

En el lado opuesto, los gastos de la compañía dependiente del Ministerio de Fomento sumarán 774 millones, derivados fundamentalmente del suministro de energía a los trenes y del mantenimiento de la red.

 

De esta forma, y una vez descontadas las amortizaciones, Adif Alta Velocidad prevé rozar el ‘break even’ (equilibrio) en sus cuentas al cierre de 2016, si bien por el momento calcula que concluirá el próximo año con una pérdida de unos 6 millones de euros.

 

En su comparecencia en el Congreso, el presidente de la compañía atribuyó estos datos al “continuo aumento de viajeros y de tráfico” que registra el AVE, fruto de la puesta en servicio de nuevas líneas programada para este año.

 

En 2016, Adif ya explotará las conexiones que Fomento prevé poner en servicio el presente ejercicio, que suman un total de 1.000 nuevos kilómetros de red y supondrán la llegada de este ferrocarril a media docena de capitales (Zamora, Palencia, León, Burgos, Castellón, Murcia y Granada).

 

De esta forma, la red de Alta Velocidad Española superará la cota de los 4.000 kilómetros y se consolidará como la segunda más extensa del mundo, por detrás de la de China.

 

REDUCCIÓN DE TIEMPOS DE VIAJE

 

Además, y según el presidente de Adif, estas nuevas líneas permitirán a Renfe reducir los tiempos de viaje en tren en un total de 27 conexiones. Ello es posible porque la puesta en servicio de una línea no sólo recorta los viajes a la ciudad con la que conecta, sino que también permite reducir la duración de los trayectos hasta las que se puede llegar circulando en parte del recorrido por ese nuevo tramo de AVE.

 

“El objetivo de Adif es completar la red AVE de forma sostenible y de forma ajustada a las necesidades”, aseguró Ferre en la Cámara Baja. Todo ello, con el fin último de “convertir el ferrocarril en un modo de transporte cada vez más competitivo”, añadió.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada