El Programa Gallego de Detección Precoz del Cáncer de mama consiguió su máximo histórico con más de 155.000 exploraciones en el año 2014

O director xeral de Asistencia Sanitaria do Sergas, Ramón Ares, e o subdirector xeral de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saudables da Consellería de Sanidade, Jorge Suanzes.

O director xeral de Asistencia Sanitaria do Sergas, Ramón Ares, e o subdirector xeral de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saudables da Consellería de Sanidade, Jorge Suanzes.

El Programa Gallego de Detección Precoz del Cáncer de mama de la Consellería de Sanidad realizó, durante el año 2014, un total de 155.336 exploraciones a mujeres entre 50 y 69 años, lo que supone 17.974 mujeres más exploradas que en el año 213.

 

Según informaron hoy el director general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Ramón Ares, y el subdirector general de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saludables de la Consellería de Sanidad, Jorge Suanzes, este año el Programa consiguió su máximo histórico con una participación del 82,7%, ampliamente superior a los estándares europeos de calidad, tanto en el valor aceptable (70%) como en el deseable (75%).

 

Por provincias, en A Coruña la tasa de participación fue del 83,75%, en Lugo del 82,25%, en Ourense del 82,37% y en Pontevedra del 81,59%. Por lo tanto, en las cuatro provincias se consiguieron los objetivos de participación del programa.

 

En la gran mayoría de las exploraciones el resultado de la mamografía fue la ausencia de lesiones sospechosas, tan sólo un 2,8% de las mujeres exploradas en el 2014 (4.383) fueron remitidas a una unidad de diagnóstico y tratamiento para complementar las pruebas realizadas y obtener un diagnóstico definitivo. En la provincia de A Coruña se derivó al 2,78% de las mujeres, en Lugo al 3,23%, en Ourense al 2,55% y en Pontevedra al 2,82%. El número provisional de cánceres diagnosticado es de 635, lo que supone que se diagnostican 4,1 cánceres de mama por cada mil mujeres exploradas en el Programa.

 

Estructura asistencial
La estructura asistencial del programa está formada por las unidades de exploración, que es donde se realiza la prueba mamográfica a las mujeres entre 50 y 69 años; por las unidades de evaluación radiológica, que es donde está centralizada la lectura de las mamografías; y por las unidades de diagnóstico y tratamiento, que están integradas por los servicios de radiología, cirugía y/o ginecoloxía de los hospitales públicos gallegos.

 

La lectura de las mamografías está centralizada en las unidades de evaluación radiológica, formadas por radiólogos que pertenecen a los servicios de radiología de los complejos hospitalarios de A Coruña, Pontevedra y Lugo. La calidad de la evaluación *radiolóxica está garantizada por la experiencia de los radiólogos en la lectura de mamografías de acribillado, por su formación continuada y por el hecho de que las mamografías de cada mujer son leídas por dos radiólogos de manera independiente, con el que se asegura a más correcta interpretación de las imágenes radiológicas.

 

En lo que alcanza a las unidades de diagnóstico y tratamiento, todas ellas cuentan con un comité de mama en el que participan especialistas de las diferentes áreas, radiólogos, ginecólogos, cirujanos, oncólogos y patólogos, entre otros. A ellas son derivadas las mujeres que necesitan una valoración clínica adicional para su diagnóstico definitivo y, si es preciso, para su tratamiento.

 

Modernización y renovación
Ares y Suanzes recordaron que el Programa Gallego de Detección Precoz del Cáncer de Mama llevó a cabo una modernización y renovación de su estructura asistencial con el objetivo de aumentar su calidad y actualización tecnológica. Así, se facilita la accesibilidad a las unidades fijas, ampliando su número mediante la apertura de siete nuevas unidades en los hospitales comarcales de Galicia y reforzando, al mismo tiempo, la actividad de las unidades fijas mediante la ampliación de su capacidad operativa en sesiones adicionales de trabajo en horario de tarde en alguna de ellas dependiendo de las necesidades del programa.

 

Este esquema de funcionamiento permite que las usuarias que acudían a las unidades móviles puedan realizar su exploración con las condiciones de calidad técnicas y de servicio que se pueden ofrecer en una unidad fija, y que son superiores a las que se disponen en las móviles, como el confort o el acceso a la mamografía digital, entre otras. En este sentido, los resultados obtenidos en todas las campañas realizadas en las nuevas unidades fijas de los hospitales comarcales muestran que los porcentajes de participación superan a las obtenidas en anteriores campañas, que fueron realizadas a través de unidades móviles.

 

El cribado se realiza cada dos años y, para ser citadas, todas las mujeres reciben en su domicilio con 15 ó 20 días de antelación una carta personalizada, en la que se incluye el lugar, fecha y hora en la que se tiene prevista su exploración. Esto garantiza la agilidad en la prestación del servicio, evitando esperas innecesarias. Asimismo, existe un teléfono de atención a las usuarias (981 14 14 14) donde pueden gestionar los cambios de cita cuando lo precisen. De este modo, y con la puesta en marcha de las unidades fijas en los hospitales comarcales, pueden adaptar su cita previa de acuerdo con sus preferencias o necesidades al no tener que restringir las posibilidades de atención a los días concretos que fije la unidad móvil.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada